Entrada destacada

Sobre la reforma del modelo de Policia Local en Zaragoza.

sábado, 14 de abril de 2018

Ni perdón, ni olvido.

En honor y recuerdo de mi tío abuelo Martín García Sanchez, militante de la Union de Hermanos Proletarios, fusilado con 17 años, por los sublevados fascistas en Zaragoza el 18 de Julio de 1936. Su cuerpo no recuperado aun por su familia, esta en la fosa común del cementerio de Torrero, junto con otros defensores de la Libertad, la Democracia y la Humanidad.
Por fortuna otros muchos pueden ser honrados en el memorial que se erige en el Cementerio Municipal, para dar cumplimiento al Acuerdo Plenario de 25 de septiembre de 2009 del Ayuntamiento de Zaragoza, en el que por unanimidad de todos los grupos políticos, se acordó honrar la memoria de las víctimas del franquismo, tras el tiempo de olvido transcurrido desde julio de 1936 hasta nuestros días. Este memorial viene a recordar a las víctimas del franquismo y, en especial, a las 3.543 personas de todas las edades -de 13 a 84 años- de 322 municipios españoles que fueron ejecutadas durante la Guerra Civil de 1936 - 1939, hasta el 20 de agosto de 1946, fecha del último fusilamiento, en la tapia trasera del cementerio, junto a lo que hoy es el Mausoleo de Joaquín Costa, y cuyos restos fueron encontrados en dos grandes fosas comunes en 1979, escondidos y olvidados durante más de cuatro décadas. Este memorial que el gobierno socialista del PSOE en el ayuntamiento de Zaragoza termino de construir en Noviembre de 2010 es continuación de lo que inicio otro alcalde socialista, Ramón Sainz de Varanda, el primer alcalde elegido democráticamente tras la muerte de Franco, que quiso rescatar a todas las víctimas del olvido y ordenó erigir un monumento, inaugurado el 1 de noviembre de 1980, en recuerdo a cuantos murieron por la Libertad y la Democracia, entre1936-39 y postguerra. 


Viva La República, siempre. Ni perdón ni olvido.

No hay comentarios: