Entrada destacada

POWER FLOWER.

A finales de los años 50, San Francisco era ya la punta del iceberg de una contracultura que nacía del propio cansancio capitalista. E...

martes, 29 de marzo de 2011

El paro del fútbol, un plan desdichado.


El paro convocado para el próximo fin de semana por la mayor parte de clubs de primera y segunda división no tiene precedentes en el fútbol español, donde hasta ahora los contados plantes habían sido protagonizado por los jugadores, es decir, los asalariados --muchos de ellos muy bien pagados, sin duda-- del enorme negocio que es desde hace ya años el deporte rey en su condición de espectáculo.
La Liga de Fútbol Profesional (LFP), la patronal del sector, recurre a esta medida apremiada por la mastodóntica deuda de los clubs, estimada en más de 3.500 millones de euros, de los que nada menos que unos 700 corresponden a impuestos no satisfechos al Estado. El mismo Estado al que los deudores de tan desorbitada cantidad presionan para que modifique la legislación --aprobada democráticamente en las Cortes-- que obliga a emitir por la televisión en abierto un partido cada jornada. Su argumento de que España es el único país de Europa en el que puede verse fútbol de calidad gratis es tan indiscutible como falaz, porque la propia LFP no se opuso a esa excepcionalidad el año pasado, cuando la nueva ley que ordenó el sector audiovisual mantuvo el interés general del fútbol establecido en 1997. Ciertamente, la evolución y la liberalización del mercado televisivo y la enorme competencia entre canales hacen poco justificable el mantenimiento del espíritu de la ley Cascos, un gesto populista del Gobierno de Aznar en plena guerra con el primer operador audiovisual de pago en España. Pero el cambio que quiere la LFP no puede hacerse por la vía rápida ni mucho menos con la amenaza de un paro que, al margen de su legitimidad, distorsionaría gravemente el calendario de la Liga hasta el final de temporada, con posibles efectos incluso en el desenlace de la competición.
El paro no es más que una huida hacia adelante de quienes en muchos casos no han sabido gestionar sus clubs con profesionalidad y se han refugiado en la irresponsable creencia de que en el futuro alguien les sacaría del atolladero. Manipulando la pasión por el fútbol que hay en España y el rol de consuelo lúdico que tiene en tiempos de crisis, la LFP quiere colocar a los aficionados contra el Estado. Una iniciativa desdichada que no debería consumarse.


Fuente: Editorial del Periodico de Aragón y Algo más que Política.

jueves, 24 de marzo de 2011

SANTOS YUBERO CRÓNICA GRÁFICA DE MEDIO SIGLO DE VIDA ESPAÑOLA. 1925-1975


La erupción voluptuosa de la popularísima vedette Celia Gámez; el mítico Juan Belmonte toreando de muleta en el desaparecido coso de la calle Felipe II; los cines al aire libre de los añorados veranos capitalinos; los días luminosos de la trémula esperanza republicana; los temblorosos tranvías de la capital enfilando los puentes de Segovia y de Toledo; los niños jugando a milicianos en el verano inclemente de 1936; Ricardo Zamora, Quincoces, Regueiro y el maestro Pedro Escartín durante sus fugaces días de gloria en el desaparecido estadio de Chamartín; la polvorienta Pradera de San Isidro, en un Madrid solanesaco ya abolido; la fiesta popular de los recordados baños en el río Manzanares; el maestro Sabicas acompañando a una juvenil Estrellita Castro, ante la mirada cómplice de Perico Chicote; la solemnidad laica de la proclamación de Manuel Azaña como presidente de la Segunda República; los antiguos y desaparecidos cafés, merenderos y colmados de la antigua ciudad; el cadáver de José Calvo Sotelo tirado en una acera; el Madrid menestral de Galdós, Baroja y Gómez de la Serna; la multitudinaria presentación de Di Stefano en el flamante estadio Santiago Bernabéu; el perfil de medalla de Manolete, en los viejos alberos del franquismo; una adolescente Lola Flores pastoreada por la guitarra de Manolo Caracol; el retrato de todos los que han sido algo en la política, el arte, las letras, el deporte y el espectáculo entre la dictadura de Primo de Rivera y la del general Franco; los días de luto y de celebración de una ciudad injuriada por la historia; la crónica íntima y pública de la ciudad, que late en las placas de cristal de Martín Santos Yubero, son algunas de las imágenes reunidas por el fotohistoriador Publio López Mondéjar en esta exposición realizada por la Comunidad de Madrid, cuya contemplación llena de satisfacción nuestra memoria y nos consuela de la desconsideración del olvido.

UNA GRAN EXPOSICIÓN SOBRE LA HISTORIA DE ESPAÑA

La exposición ha sido organizada por la Comunidad de Madrid con el patrocinio de Fundacion AXA, y ya la han podido visitar en Madrid más de 80.000 personas. La muestra se compone de 160 fotografías del fotógrafo Martín Santos Yubero (Madrid, 1903-1994), positivadas en grandes formatos en los talleres de Castro Prieto, a partir de los negativos originales que se conservan en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid.
Dividida en dos ámbitos, España entre dos dictaduras y Los días del franquismo, la muestrase completa con un ámbito especial dedicado a reconstruir la estampa de la ciudad que habitó el fotógrafo, el ambiente periodístico y fotográfico de su tiempo y el trabajo de sus compañeros de oficio. La exposición se cierra con un audiovisual que contiene una amplia selección de las imágenes de Santos Yubero, de sus socios César y Alberto Benítez Casaux, así como alguna de sus ayudantes, Gabriel Carvajal, Luis Milla, Ignacio Teresa y Lucio Soriano, y una significativa selección de la prensa de la época en la que fueron publicadas.
Las fotografías expuestas proceden del espléndido Fondo Santos Yubero, que hoy se conserva en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid. Asimismo se exponen otras imágenes procedentes del Archivo Histórico Nacional, el Archivo de la Administración, la Biblioteca Nacional, el Archivo Militar de Ávila y numerosas colecciones y archivos privados.

La exposición fotográfica que se podrá visitar en el Monasterio de Veruela (Zaragoza) del 24 de marzo al 2 de mayo.

miércoles, 23 de marzo de 2011

El presidente de la DPZ inaugura el equipamiento y visita las futura sede de la D.O. Cebolla de Fuentes.


Los vecinos de Fuentes de Ebro ya pueden disponer del nuevo gimnasio municipal, un equipamiento muy demandado y que ha sido financiado en su mayor parte por la Diputación de Zaragoza. Actualmente hay unos 300 usuarios de un gimnasio que se quedaba pequeño y no reunía condiciones óptimas.
El presidente de la Diputación de Zaragoza, Javier Lambán, ha inaugurado, junto con la Corporación de Fuentes de Ebro y el director general de Deportes, Álvaro Burrel, el nuevo edificio.
El edificio tiene una superficie de 800 metros cuadrados, divididos en dos plantas. Se trata de una construcción moderna, dotada con mucha luz natural y gran panorámica. Se encuentra junto al campo de fútbol, en una zona de futura expansión urbanística y de equipamientos.
El gimnasio dispone de tres salas de tatami, kárate y musculación, de 200 m2 cada una. Además cuenta con ascensor y baños, vestuarios y duchas adaptados para minusválidos.
El Ayuntamiento de Fuentes proyecta instalar un rocódromo en una de las paredes exteriores próximamente.
Lambán ha visitado también la antigua estación de autobuses, que está siendo restaurada para convertirse en sede de la Denominación de Origen de Cebolla de Fuentes, cuya iniciativa ha alabado. Hasta el momento, está finalizada la restauración exterior, llevada a cabo con ayudas de la DPZ, a falta de terminar las obras del interior.

martes, 22 de marzo de 2011

Temor y necesidad de la energía nuclear.


La dependencia española de la energía nuclear se mantendrá a medio plazo a no ser que se opte por reducir sensiblemente los estándares de confort o por aumentar la producción de CO2 y por contravenir el protocolo de Kioto. La razón de esta dependencia es de fácil enunciado: un quinto de la electricidad producida en España tiene su origen en una de las seis centrales --ocho reactores-- en servicio, de las cuales la de Garoña dejará de funcionar en el 2013. Lo cual significa que, teniendo en cuenta los previsibles incrementos de demanda de energía cuando se supere la crisis económica, y dando por supuesto que se dispone desde hoy mismo de un plan de sustitución por etapas de la generación en centrales nucleares, no es imaginable que se pueda prescindir del átomo antes del decenio comprendido entre el 2040 y el 2050.
Esta es una de las pocas proyecciones en la que están de acuerdo partidarios y detractores de las centrales nucleares. De hecho, es la única que obedece a cálculos estrictos de consumo y potencia instalada. Es decir, de las necesidades actuales y previsibles, del desarrollo de la tecnología nuclear y de la proliferación de sistemas de generación limpios --energías alternativas--, que en algunos momentos han llegado a producir en España más del 30% de la electricidad consumida. El resto responde a la legítima discrepancia entre quienes creen que la energía nuclear entraña demasiados riesgos e hipoteca el futuro --el almacenamiento de residuos-- y quienes estiman que es la única fórmula para garantizar la independencia energética y adelgazar las facturas del petróleo y del gas.
Apelar a lo hecho en otros países no añade argumentos definitivos ni en un sentido ni en otro. Antes al contrario, la botella aparece siempre medio llena o medio vacía a tenor de la orientación ideológica de quien la mira.
Lo único verdaderamente cierto y seguro es que los sucesos de Japón han cambiado para siempre la relación de la opinión pública y de los gobiernos con la energía nuclear. Y, por esta razón, incluso en los países que, como Estados Unidos, han confirmado que seguirán con su programa de construcción de centrales, se ha convertido en una prioridad disponer de un programa a plazos de sustitución energética.


Fuente: Editorial del Periódico de Aragón.

sábado, 19 de marzo de 2011

EL TORREÓN DE NAVARDÚN, PASEO INICIÁTICO POR LOS REINOS DE NAVARRA Y ARAGÓN Y LA VIDA MEDIEVAL.


El presidente de la Diputación provincial de Zaragoza, Javier Lambán, inaugurará mañana el Centro de Interpretación Navarra y Aragón. Reinos de Frontera, alojado en el Torreón medieval de Navardún, que ha sido restaurado y musealizado por la institución provincial.
La Diputación Provincial de Zaragoza adquirió en 1981 el torreón medieval del municipio de las altas Cinco Villas. El torreón amenazaba ruina y hubiera sido demolido, dado el peligro de que se hundiera y cayera sobre la carretera y el caserío del pueblo. A partir de su compra, la institución comienza su laboriosa restauración. En 1999, se realizan obras de consolidación y protección de cimientos. En 2001, se realizó un levantamiento topográfico y trabajos arqueológicos concretos. De 2002 a 2005, se efectuó la consolidación estructural, las plantas, la cubierta plana y la bodega del torreón. Se actuó en las fachadas exteriores e interiores y se dotó de las instalaciones necesarias. Esta fase se solapó con la arqueología en altura. En 2008, se acometió la excavación arqueológica del exterior y el proyecto de musealización. En 2010, se equipó para la realización del centro de interpretación Navarra y Aragón, reinos de frontera y se procedió al acondicionamiento provisional de accesos y su iluminación exterior.
A lo largo de la historia, Navardún ha desempeñado un papel protagonista en las relaciones navarro-aragonesas.
Existen lugares que conservan el encanto de la historia y nos envuelven con las sensaciones y vivencias de los tiempos más remotos. El Torreón de Navardún, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), es un escenario único que permite iniciar un viaje al pasado pleno de rigor, impacto y contenido.
Entre otras partes constructivas, consta de muralla, torre del homenaje (parte destacada del recinto, con cuatro plantas), ventanas, saeteras y mirador con almenas.
Laboratores, Oratores y Bellatores conforman la estructura social de una època marcada por la rígida división en estratos, el feudalismo y la relación de vasallaje. Los que trabajan, los que rezan y los que combaten constituían la sociedad de la Alta Edad Media, que comprendía una amplia base de siervos, con función económica y demográfica; el clero, hombres de oración y guardianes de la cultura, y, en la cima, la nobleza, que ejecutaba la justicia y defendía la tierra.
El Torreón de Navardún supone para el visitante un paseo por la vida cotidiana e íntima en la que se insertan los grandes acontecimientos de la época.



viernes, 18 de marzo de 2011

La ONU hace frente al coronel Gadafi.


La resolución aprobada anoche por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha acabado con la sensación de que la tragedia de Japón había tapado la matanza de Libia y el coronel Gadafi podía arremeter contra la oposición, hasta el último combatiente, en un clima de vergonzosa impunidad. El texto aprobado habilita a la comunidad internacional para neutralizar todo intento del dictador libio de continuar con los bombardeos aéreos y, al mismo tiempo, la obliga a proteger a la población civil con cuanto esté en su mano salvo la ocupación del territorio.
Era lo menos que cabía exigir a las grandes potencias para atajar la carnicería, especialmente después de que la Liga Árabe pidiera a la ONU que declarara el cielo libio espacio de exclusión aérea. La inicial oposición de Rusia y China a dar el visto bueno a una intervención en Libia era un pretexto claramente insuficiente para cerrar los ojos a la realidad que se desarrollaba a las puertas de Europa. La oposición del secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, a embarcar al país en una operación que pudiera recordar, siquiera fuera remotamente, los casos de Afganistán e Irak tampoco tenía la consistencia necesaria para dejar a la oposición libia entregada a su suerte.
Por el contrario, el texto del Consejo de Seguridad se acerca a aquello que en ambientes muy diferentes, en Occidente y fuera de él, se considera el deber mínimo de ayuda ante una situación como la libia. Al aprobarse la resolución, la comunidad internacional ha respondido sí a la pregunta repetidamente formulada durante los últimos días: ¿se debe intervenir en Libia? Ahora hace falta que la aplicación de la resolución se haga de forma decidida y sin restricciones como, por lo demás, parecen desear Estados Unidos, Francia y el Reino Unido más algunos países árabes no especificados. Parapetarse en la cautela para no comprometerse ha dejado de tener sentido.
Ni las baladronadas de Gadafi, que amenaza con poner el Mediterráneo patas arriba, ni las promesas del dictador de detener las operaciones el domingo para dar una oportunidad a los rebeldes deben sembrar dudas: con la ley internacional en la mano, la única alternativa aceptable es que el tirano deje de disparar a su pueblo.


Fuente: Editorial del Periódico de Aragón

jueves, 17 de marzo de 2011

Preacuerdo en AENA frente a la huelga.


Salvo que se hipoteque de forma sustancial el proceso de privatización parcial de AENA, el preacuerdo alcanzado ayer por la sociedad gestora de los aeropuertos, el Ministerio de Fomento y los sindicatos es de aplicación más que problemática. Se antoja fuera de la lógica del mercado que la Administración pueda imponer a las empresas que en el futuro entren en AENA, y aún más a aquellas que se hagan con la concesión de los aeropuertos de Madrid y de Barcelona, la aceptación sin tocar una coma del marco laboral pactado. Más parece que en el preacuerdo han prevalecido las urgencias del Gobierno por zanjar la amenaza de huelga en los periodos de mayor actividad turística y las prisas de los sindicatos por salvar la situación ante sus bases.
Si las razones del final de la crisis son estas, y no hay razón para imaginar otras, tanto el ministro José Blanco como los líderes de CCOO, UGT y USO podían haberse ahorrado el espectáculo. Habría sido más prudente pergeñar un acuerdo entre bambalinas y presentarlo a la opinión pública, porque así se habría evitado el riesgo cierto de poner a un paso del abismo al sector turísticos, uno de los pocos con perspectivas alentadores durante los próximos meses. Y también se habría evitado la imagen de corporativismo y radicalidad exhibida por los sindicatos cuando aún se está lejos de salir de la crisis económica. Una sensación que perdura en la mayoría de la sociedad, esté en la situación que esté dentro de la actividad laboral.
El sector turístico, que vio cómo se esfumaba la potencial actividad ante el anuncio de los días de huelga en fechas tan señaladas y cercanas como la Semana Santa, ha respirado ante el preacuerdo y considera, incluso, que podrá recuperar parte de las previsiones de reservas que ya daban por perdidas. Otro porcentaje, por supuesto, se habrá evaporado definitivamente. Queda todavía la transmisión de la información para los operadores extranjeros que habrán buscado destinos alternativos y la ratificación por parte de las asambleas.
En suma, ni el Gobierno ni los sindicatos han hecho mérito alguno para felicitarles. Antes al contrario, hay que reprocharles el haber jugado irresponsablemente con el negocio turístico.


Fuente: Editorial del Periodico de Aragon.



sábado, 12 de marzo de 2011

EL Libro Verde apuesta por las Diputaciones Provinciales en la arquitectura Institucional.


En el actual contexto de crisis económica, algunas voces hablan de reformar a fondo la arquitectura institucional del país, distribuida en varios niveles de gobierno. El punto de mira está puesto especialmente en los gobiernos locales y, particularmente, en los intermedios, cuyo papel ha permanecido demasiado indefinido a lo largo de la democracia.
Los tres aspectos están concatenados y merece la pena su abordaje para su depuración. La Fundación Democracia y Gobierno Local, de acuerdo con su función estratégica de reflexión, ha propiciado la redacción del Libro Verde. Los Gobiernos locales intermedios en España, ofreciendo una visión prospectiva sobre el papel que han de tener las diputaciones provinciales en el Estado autonómico.
En su elaboración han participado, y asisten hoy algunos de ellos al acto de presentación, los más prestigiosos letrados, profesores de universidad y técnicos de la Administración en España, como Rafael Jiménez Asensio, presidente de la Fundación Democracia y Gobierno Local, Manuel Zafra, Doctor en Derecho, Profesor Titular del Departamento de Ciencias Políticas y de la Administración de la Universidad de Granada o Fancisco Velasco, catedrático de Derecho Administrativo y Director del Instituto de Derecho Local de la Universidad Autónoma de Madrid, entre otros.
Este trabajo detallado y multidisciplinario se presenta como una investigación técnica y especializada, abierta y sin complejos, con ideas y reflexiones, que permitan cerrar un debate a veces interesado. Elabora, a partir del análisis desarrollado, un catálogo de ideas y reflexiones, que en modo alguno se pretende presentar como tajante o excluyente; muy al contrario, invita ala discusión de contenido político, ya que muchos aspectos abiertos dependen de la previa voluntad política.
Sirva de ejemplo la U.E., donde la práctica totalidad de países disponen de niveles de gobierno local intermedios, incluso con elección directa de los diputados y con competencias materiales y funcionales.
La provincia tuvo un papel estelar en el proceso de creación del Estado autonómico. Los estatutos de autonomía han tratado de manera diferente a las provincias, de vaciamiento en unos casos a fortalecimiento en otros. En Aragón, por ejemplo, el Estatuto de 1982 establecía una relación fecunda en la Comunidad Autónoma y las diputaciones provinciales. Sin embargo, la reforma de 1996 prácticamente olvida a las diputaciones provinciales para dar entrada a las comarcas.
Para el presidente de la Diputación de Zaragoza, Javier Lambán, “la funcionalidad de las comarcas, hasta el momento al menos, no ha resultado una solución idónea en la racionalidad y eficacia de los distintos niveles administrativos. En cualquier caso, -aboga- habrá que optar por una convivencia entre diputaciones y comarcas con competencias y funciones claramente distintas y complementarias. Y siempre al servicio de los ayuntamientos”.
El minifundismo local, español en general y aragonés en particular, requiere necesariamente un nivel de gobierno local intermedio que garantice la autonomía municipal para que sea realmente efectiva.
En cualquier caso, y como un auténtico reto de futuro, las diputaciones provinciales deben apostar por un refuerzo de la legitimación institucional a partir del incremento de su propia eficacia y eficiencia, se apunta en el Libro Verde. Lo que les obliga a un cambio de paradigma organizativo basado en la cultura de gestión que racionalice sus estructuras administrativas y mejore sus procesos de gestión.
Lambán asegura que “así lo esta haciendo la Diputación de Zaragoza, que en estos momentos está trabajando sobre un Documento de Reforma Administrativa como una apuesta por una Administración de calidad en la prestación de servicios a los ayuntamientos de la provincia, así como en la asistencia y cooperación como función nuclear”.
En suma, -concluye el Libro Verde-, las diputaciones provinciales deben articularse como eje vertebrador de la intermunicipalidad dentro de un sistema coherente, racional y eficiente del sistema político local. Y por ello, debe tener un protagonismo efectivo en el proceso de elaboración de la futura legislación básica de gobiernos locales, tanto a nivel estatal como autonómico.



miércoles, 2 de marzo de 2011

Paradojas de los Nóbeles.



No me une ninguna ligazón especial al Gobierno de la presidenta Cristina Fernández, tampoco me declaro adversario del mismo, dicho esto tengo que manifestar que sintonizo con Horacio González, la cabeza más visible de un grupo de escritores y artistas argentinos, que ha considerado poco menos que un disparate que Vargas Llosa, inaugure la cercana edición de la Feria del Libro que se celebrará en la capital Argentina a mediados de abril.
Es conocida mi oposición a la concesión del Nóbel de Literatura a Llosa, por su penosísima actuación al frente de la comisión que investigo los crímenes de Uchucaray. Y aunque no he valorado sus posiciones políticas en relación con la concesión del premio, no deja de ser curioso que un selecto grupo de intelectuales por muy “kirchneristas” que sean, pongan en evidencia al de Arequipa, pensando  que representa “el mesianismo autoritario” y aseguran su pertenencia a los círculos mundiales de la derecha más agresiva", y que "Su liberalismo lo expresa de una manera tajante y hasta diría que, si me permite la paradoja, autoritaria también", dice González.
Lo que no deja de ser sorprendente es la estrecha relación que tienen los Nóbeles con la propaganda y utilización política de determinados gobiernos de los mismos, ya que mientras asistimos extrañados al debate que se esta produciendo en lo que no deja de ser una porción del mundo de la cultura Hispana donde los miembros de “Carta Blanca” arremeten duramente con la conducta política de Vargas Llosa, mas allá de sus ataques a los regimenes y presidentes peronistas, por su ideario extremo, Felipe Calderón el presidente mexicano, mas afín sin duda podríamos decir a la filosofía del Nóbel anunciaba ayer a bombo y platillo que su gobierno concedería la Orden del Águila Azteca al prócer peruano, por los "servicios prominentes prestados a la Nación mexicana y a la humanidad". Lo dicho paradojas de los Nóbeles.