Entrada destacada

POWER FLOWER.

A finales de los años 50, San Francisco era ya la punta del iceberg de una contracultura que nacía del propio cansancio capitalista. E...

sábado, 2 de febrero de 2008

Nuevamente los obispos irrumpen en la batalla electoral


Aunque pidiendo el voto de forma subliminal y no explicita para el Partido Popular, los obispos españoles vuelven ha inmiscuirse en la precampaña electoral, aliándose como no con la reacción. Tampoco es cosa que deba de producirnos una sorpresa inusual, puesto que justo ocupan el lugar que jamás han abandonado, la esquina antediluviana y ultraderechista donde moran todos sus fantasmas.
Nunca sabremos cuantificar lo que supone pedir que no se vote al PSOE por parte de los obispos, en las elecciones generales del 9 de marzo, estas actuaciones seguramente movilizan el voto a favor de Zapatero, pero teniendo su importancia, no es esta la principal cuestión, lo fundamental es que su aserto de que: "Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, ni puede tenerla como interlocutor político", es algo mas que una posición política, es una verdadera obscenidad mas que una posición no explicitada en anteriores ocasiones, donde digan los voceros mediáticos de la derecha, lo que quieran, Aznar, reconoció y negocio con quien el mismo llamo “movimiento de liberación vasco”.
Por tanto, quienes dirigen la iglesia pervierten la realidad, obvian una parte de los acontecimientos por su cercanía con sus propios actores; este episcopado, que en 1999 medió entre Aznar y ETA, incita a no apoyar con el voto a quienes con el apoyo parlamentario mayoritario, base y por tanto fundamento de la sociedad democrática en que vivimos, y además, con todo el derecho del mundo han intentado conseguir la paz.
Que paz entonces, quieren los obispos, seguro que la paz que dio a España el régimen franquista donde más que esperar el cielo, la iglesia era dueña de varios trust en la tierra y aquello era un verdadero nirvana.
La verdad es que el común de los mortales empiezan ha encajar estas intromisiones eclesiales, que son un constante rosario de reproches contra la política del actual gobierno socialista y que parten del núcleo mas ultra de la jerarquía, con cierta digamos displicencia, debido seguro a la pertenencia que tenemos a un estado democrático que permite estas injerencias absolutamente desafortunadas y nada oportunas, pero claro la democracia también admite que cada vez mas ciudadanos que confían en este gobierno, o que simplemente confían en valores universales como la justicia o la libertad, empiecen a pensar seriamente en que se revise el concordato y que cada cosa quede en su sitio, el estado de derecho no obstante siempre por delante y este nuestro de acuerdo con la constitución es laico.




1 comentario:

Anónimo dijo...

esos curar se estan pasando un huevo y parte de otro