Entrada destacada

POWER FLOWER.

A finales de los años 50, San Francisco era ya la punta del iceberg de una contracultura que nacía del propio cansancio capitalista. E...

jueves, 27 de enero de 2011

Zapatero, puede.


Si ha habido un momento difícil para el Presidente del Gobierno, ha sido precisamente el de estos últimos meses y que llega hasta la convención del PP en Sevilla, donde parecía que los populares habían ganado ya las elecciones. Con este clima, Zapatero había venido anunciando que de no haber acuerdo, asumiría en solitario el coste político de la reforma de las pensiones -medida exigida por los “mercados”-, que generaría un alto descontento social, y todo ello con la resignación añadida de acometer unas elecciones municipales en absoluta debilidad. Pues bien Zapatero ha conseguido contra pronóstico, cerrar un acuerdo social de vital importancia para todos los ciudadanos, con los sindicatos y los empresarios.
Tras superarse el principal escollo de la negociación: los años de cotización para jubilarse a los 65 años, que queda en los 38 y medio, cuando el Gobierno empezó en 41 frente a los 35 de la actualidad. Se ha abordado la jubilación anticipada, que ira de los 63 a los 65 años, se ha entrado también lógicamente en el periodo de tiempo que se usa para calcular la pensión. Actualmente son los últimos 15 años cotizados, y se pasará progresivamente a 25. Las fechas en las que se implantará esta subida están en este momento discutiéndose; comenzaría en 2013 y finalizaría en los primeros años de la década que viene. En el caso del cuidado de los hijos, una situación que afecta sobre todo a las mujeres, se están estudiando fórmulas que permitan computar parte de esos periodos como tiempo cotizado, siempre que el cuidado de los hijos haya supuesto el abandono del mercado de trabajo.
Reaparece, con otra forma, la ayuda de 426 euros para parados sin prestación. El importe se situará en torno a los 400 euros, pero lo más significativo es que se articula como derecho subjetivo para los parados que hayan agotado otras prestaciones, y que da derecho además a la inserción en programas de formación.
Es cierto, mas según la derechona y sus voceros que Zapatero sigue andando por el filo de una hoja en cuanto a su credibilidad,- las encuestas lo dicen-, pero este acuerdo le da un respiro tanto a el y a su credibilidad como no a sus bases electorales, supone  una inyección de oxígeno por el alivio que supone para los candidatos socialistas en las municipales y autonómicas y además,  al Partido Popular no le queda otra que apoyar el acuerdo alcanzado, sin poder desgastar en exceso al ejecutivo ya que el coste se reparte entre gobierno, sindicatos, empresarios y partidos políticos.
El presidente del Gobierno, que introdujo cambios en su gobierno que han posibilitado este clima, nos ha demostrado a todos que puede. Y yo digo que debe seguir gobernando en esta línea, porque es la manera de ayudar al país.



martes, 25 de enero de 2011

Sed, que clase de sed y quien la tiene.


La sed excesiva, conocida como polidipsia, puede ser un síntoma de diabetes. Claro que estos días en Sevilla al señor Rajoy, se le ha podido producir un aumento en la presión osmótica, después de una comida salada, de las muchas que habrá celebrado con sus gurtelianos compañeros. Y aunque para los adultos de más de 50 años, la sensación de sed disminuye, no parece que a Mariano le merme la ansiedad y esa reconocida sed que ahora quiere hacer ver que tenemos todos. El la llama “sed de urnas”, pero lo que de verdad es, es “sed de poder” y de hastío, de tener que soportar los derrotes de Aznar que constantemente lo empequeñecen y tener que dirigir con la cara alta un partido en el que demasiados tienen que caminar con la cara baja.
Es verdad que en Sevilla, ante un auditorio enfervorecido Rajoy lo tenía claro. Había que acaparar titulares, y de hay surgió su «España tiene sed de urnas», una frase para nada improvisada que los americanos denominan 'sound bite', una «mordida de información». Y es verdad que se ha hecho un hueco en la lista de mensajes electorales, dado que no es una expresión para que la gente la entienda, sino para que le preste atención. Sin embargo, algunas de estas vistosas sentencias, una vez que pasa su euforia, incluso se vuelven en contra del 'padre'.
Mariano Rajoy cuando en Sevilla nos adjudica esta naturaleza sedienta que el piensa que estaría originada por las ganas de cambio de los españoles que auguran las encuestas. Espera seguramente que las urnas serían vistas como agua de mayo, que es cuando se celebrarán las próximas elecciones municipales. Pero para saciar la sed de los españoles se debería, como ha dicho Carmela Silva, tener una oposición responsable que arrime el hombro contra la crisis, en primer lugar y que luego de una convención llena de perogrulladas y plagada de discursos sin ideas, palmaditas en la espalda y euforias, nos hubiera explicado a los ciudadanos sus propuestas para salir de la crisis si es que las tienen, que ha tenor de lo visto parece ser que no..
En relación a la propuesta de Rajoy de revisar las pensiones de diputados y senadores, Silva la ha calificado de "oportunista y demagoga", a la vez que ha señalado que el PP votó en contra de esta medida hace un mes en el Congreso.



sábado, 22 de enero de 2011

Un Senado normal.


El disgusto con el que el PP ha acogido el debate multilingüe del martes en el pleno del Senado es bastante más que una rabieta política y, por esta razón, resulta preocupante. Que al jefe de filas de la oposición le parezca fuera de lo normal que los senadores se expresen en idiomas diferentes al castellano da a entender que, para Mariano Rajoy, la diversidad es más un molesto exotismo que un patrimonio enriquecedor. Solo un integrismo cultural garbancero explica todo esto. Las diferentes lenguas cooficiales en las comunidades autónomas suenan en el hemiciclo del Senado en virtud de la concertación política de todos los partidos, menos el PP, y de la realidad social que representan. Ni siquiera los socialistas más apegados al centralismo y a la uniformidad --Alfonso Guerra, José Bono y otros-- frenaron la iniciativa, aunque ahora se quejan. Es decir, que en el Senado se debata, además de en castellano, en catalán, gallego y vasco no tiene mayor mérito y se entiende que es reflejo de la realidad pluricultural del Estado. Marear con otros argumentos o prejuicios es de una pobreza intelectual de charla de cafetería.


Fuente: Editorial del Peridodico de Aragón. 

miércoles, 19 de enero de 2011

La viabilidad de las autonomías otra vez.


Puesto que parece inevitable el enésimo debate sobre la viabilidad o eficacia del Estado de las autonomías, sus debilidades y, llegado el caso, la necesidad de reformarlo, conviene no dar tres cuartos al pregonero y manejar argumentos sociales, políticos y jurídicos para determinar dónde nos encontramos, hacía dónde vamos y cuál ha sido el proceso seguido.
Lo que no conviene en ningún caso es partir de las obsesiones centralistas de José María Aznar, entre cuyos méritos cabe reseñar el de haberse opuesto a la Constitución de 1978, donde nació el Estado de las autonomías. Parece que Mariano Rajoy ha renunciado a seguir los pasos de Aznar, lo cual no es poco en el seno de una derecha sin apego al diseño constitucional del Estado.
Conviene, asimismo, recordar que no es lo mismo la concepción del Estado del PP y del PSOE. Cuando los dirigentes de CiU toman este camino, no solo faltan a la verdad histórica, sino a la realidad presente. En la formación socialista cohabitan las tradiciones jacobina y federal, ambas de muy largo recorrido y de influencia variable. En todo caso, sin la voluntad política del PSOE como organización, difícilmente hubiese visto la luz el nuevo Estatut y su correlato más importante, el sistema de financiación.
De todo lo cual se deduce que debe abordarse el debate desde el rigor, un desarrollo constitucional de más de 30 años y un sistema que ha arraigado a pesar de todos los errores de origen que se quiera. A estas alturas, ir a por una LOAPA bis que armonice la gestión autónomica y confiera a la Administración del Estado una especie de función arbitral homogeneizadora, es apostar por sembrar el germen de la discordia entre el Gobierno y las autonomías, las históricas y las demás.
Ni siquiera el coste de las 17 autonomías justifica correr este riesgo, en primer y muy principal lugar porque nadie ha demostrado que las instituciones centralizadas administren mejor los recursos que las descentralizadas. Sí es fácil demostrar, en cambio, que el acercamiento de la Administración a los administrados mejora su eficacia, aunque en algunos casos --sanidad, enseñanza-- las competencias fueran transferidas por gobiernos del PP a comunidades autónomas que nunca las habían pedido.



Fuente: Editorial del Periodico de Aragón.

sábado, 15 de enero de 2011

El muy conveniente acuerdo social.


La tensión Gobierno-sindicatos ha bajado tras las reuniones del ministro de Trabajo con las centrales a las que se unieron los dos vicepresidentes. El Gobierno mantiene, pero flexibiliza, su decisión de alargar la jubilación a los 67 años y los sindicatos descartan ahora una huelga general en enero. Un decreto de la reforma laboral puede suavizar el despido por pérdidas futuras y se reabre el diálogo entre Gobierno, patronal y sindicatos.
¿Por qué esta inflexión en el deteriorado clima que llevó a una huelga general --semifracasada-- en septiembre? El Gobierno sabe que no tiene marcha atrás en el plan de reformas. Pero estas tendrán más éxito --y su autoridad moral mejorará-- si logra algún acuerdo. Así, ofrece jubilación plena a los 67 años, con 37 cotizados (dos más que ahora), pero también --y puede afectar a muchos trabajadores-- jubilación plena a los 65 con 41 años. Es algo razonable que merece una reflexión.
Y las centrales proponen un pacto social amplio, más allá del de pensiones, que les permita suavizar su hasta ahora oposición frontal a los 67 años. Temen que si Zapatero fracasa, la alternativa sea la griega: un draconiano plan de ajuste dictado por Alemania y el FMI. Después, una victoria inapelable del PP. Y temen también otra huelga general. Recuerdan septiembre. La ciudadanía está de mal humor y agraviada con un presidente que dijo, durante meses, que solo sufríamos una leve pulmonía. Pero, visto lo que pasa en el mundo, sabe que el rigor es inevitable. Que toda Europa afronta un brusco descenso de las expectativas de bienestar. Por eso el desamor al Gobierno --patente en todas las encuestas-- no implica ansias de una huelga general, de la que no se espera nada, salvo el descuento en las nóminas.
Gobierno, interlocutores sociales y partidos --consta la actitud positiva del PNV, también de CiU y menos del PP-- deben lograr un gran pacto. Y lo mínimo sería no boicotear unas reformas imprescindibles para seguir en el euro que tienen el apoyo de Europa. Bruselas y Berlín saben que una cosa es lo que suceda en la periferia del euro y otra el rescate de España, o de Italia, países con mucho más peso económico, que generaría gran inestabilidad. Ningún partido español responsable, ni sindicato, puede ignorarlo.




Fuente: Editorial del Periodico de Aragón.

sábado, 8 de enero de 2011

José Félix Sáenz Lorenzo, veterano socialista aragonés.


El ex diputado socialista en el Congreso José Félix Sáenz Lorenzo, director del Instituto Universitario de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza, murió a primera hora de la mañana de ayer en su casa en Zaragoza, a los 64 años de edad. Había estado ingresado en 1999 en la Unidad de Coronaria del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza con pronóstico grave a consecuencia de una afección de la aorta descendente. Sáenz Lorenzo, nacido en Zaragoza en 1946, era un histórico del socialismo aragonés, pues refundó el PSOE en Aragón en 1976.
Fue diputado por Zaragoza en el Congreso desde la primera legislatura democrática, en 1979, hasta la quinta, en 1995. Presidió las comisiones de Industria, Obras Públicas y la Parlamentaria. En el año 1992 presidió la comisión de investigación del caso Renfe, que trataba de las plusvalías generadas por la compraventa de terrenos públicos que iban a ser destinados a una línea de cercanías en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes.
Se alejó de la política activa tras la llegada de la era Marco, la más turbulenta del PSOE aragonés y regresó a la Universidad, donde era catedrático de Ciencias Exactas y profesor de Matemática Aplicada de la Universidad de Zaragoza.
Dirigía desde el año de su creación, en 2002, el BIFI, un organismo en el que actualmente trabajan 175 personas, entre investigadores seniors, becarios y personal de apoyo a la investigación. El pasado año, este instituto colaboró con 28 empresas en proyectos de investigación. Además, Sáenz Lorenzo era miembro del Consejo Social de la Universidad, de su equipo de Gobierno y del Consejo Económico y Social de Aragón. "Fue un hombre que compatibilizó su trabajo en la Universidad con su trabajo en el partido", destacó el secretario de organización del PSOE, y líder de los socialistas aragoneses, Marcelino Iglesias.
Uno de los puntales del socialismo aragonés en los años de la Transición y la democracia, Sáenz Lorenzo regresó de Princeton, en cuya Universidad ejerció de profesor visitante, para refundar el partido.
Su hija, Eva Sáenz, fue diputada socialista en la pasada legislatura. Marcelino Iglesias lamentó "una muerte que debe afectar a todos los socialistas y progresistas, porque fue un hombre esencial en la creación de un partido más moderno y más abierto al diálogo, incluso en tiempos difíciles". Iglesias representará al partido en su funeral que se celebrará hoy a las 13.30 en el zaragozano cementerio Torrero.
El rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, le elogió ayer por "su magnífica labor al frente de la dirección del BIFI, desde sus orígenes, llevando al instituto a alcanzar un gran prestigio en el ámbito científico".
Las personas que tuvieron contacto con él elogiaron ayer su figura. Para Roberto Fernández, "merece todo el respeto del socialismo aragonés por su independencia y por ser un dirigente sin mancha en un momento muy controvertido. Dio mucho por el partido". Luis García Nieto, con quien compartió liderazgo en los 80, destacaba su "amistad y compañerismo, dentro de la vieja cultura del PSOE en la que cundía el debate, la pasión, el debate y la participación". Para García Nieto, su militancia es "un modelo". Ambos destacaron su inteligencia. Asimismo, su amigo Antonio Piazuelo recordó que era "una persona extraordinaria, de ideas claras, muy comprometido y con una cabeza en permanente ebullición, porque tenía una capacidad intelectual superior a la media". Sáenz Lorenzo tuvo mucha vinculación con EL PERIÓDICO de ARAGON,  a través de sus escritos de opinión. Hace mes y medio hizo su última aportación, sobre el futuro de la Universidad de Zaragoza.



Fuentes: El Pais, El Periodico de Aragón y Algo más que Política.

martes, 4 de enero de 2011

El ruidoso portazo de Álvarez-Cascos.


La crisis que ha provocado la reacción del exsecretario general del PP y exvicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez-Cascos tras ser descartado por la dirección del Partido Popular para encabezar su lista en las elecciones autonómicas de Asturias tiene aspecto de ser algo más que unas declaraciones altisonantes y unas pocas dimisiones. La receta que aplica habitualmente Mariano Rajoy de permitir que las aguas vuelvan a su cauce por sí solas sin hacer nada que le comprometa podría dar resultados en un partido que, según anuncian las encuestas, tiene muchas posibilidades de volver al Gobierno en el 2012. Todo el mundo quiere salir en la foto, así que procurará no moverse. Sin embargo, Álvarez-Cascos no es de los que dan su brazo a torcer con facilidad y, además, tiene aliados, dentro y fuera de Asturias, que ya han hecho oír su voz. Las mismas características políticas y personales que le dieron un gran protagonismo en la transformación y refundación de Alianza Popular y en el encumbramiento de José María Aznar como presidente ya del PP hacen de él un peso pesado difícil de batir. Ha demostrado que no está dispuesto a admitir el trato que él dispensaba a los dirigentes autonómicos del PP cuando gobernaba el aparato del partido.
Se lo acaban de recordar sus excorreligionarios de Asturias, donde provocó una escisión del PP, y Vidal Quadras, que dejó de presidir el PPC en el momento en que él se lo impuso. Cuando el exsecretario general del PP dice que estaba disponible para el partido hasta el 1 de enero y que ahora lo está para quienes le habían mostrado su apoyo, da bastantes pistas de cómo ve su propio papel en la política. Como resulta revelador que el mismo hombre que en el congreso del PP del 2008 se opuso a la creación del consejo autonómico porque restaba poder a la dirección nacional, el domingo pasado se llenara la boca al hablar de Asturias como país en la rueda de prensa en la que lanzó su órdago.
La cuestión de fondo es saber qué motivos han llevado al líder Rajoy, que en agosto dio a entender que lo apoyaba, a retirarle definitivamente su aval. Con Francisco Álvarez-Cascos tenía casi seguro conseguir el Gobierno asturiano en unas elecciones autonómicas que presentará como primarias de las generales del 2012. Y, sin embargo, ha preferido prescindir de él sabiendo que probablemente perderá esa baza.



Fuente: Editorial del Periodico de Aragón.