Entrada destacada

Sobre la reforma del modelo de Policia Local en Zaragoza.

miércoles, 28 de abril de 2010

El FMI, Grecia y el contagio a España.


La economía mundial crecerá este año el 4%, según la última prevision del Fondo Monetario Internacional. Los países emergentes (China, la India, Brasil) crecerán más; EEUU, menos, y la zona euro va a la cola. España está algo peor. El 2008 y 2009, el PIB se portó mejor que el europeo, pero el 2010 caerá el 0,4%. Con todo, el FMI mejora en dos décimas la previsión anterior. Pero hay nubes. Para el FMI, en el 2009 el gran peligro era que la recesión degenerara en una depresión como la de 1929. Para evitarlo, los estados debían tener una política fiscal compensatoria (gastar más). Ahora, tras los nervios de los mercados, el FMI dice que la preocupación es el fuerte disparo del déficit público que ha sido necesario para combatir la crisis. Hay que empezar a retirar los estímulos fiscales.
Lo que pasa con Grecia confirma el diagnóstico. Un déficit y una deuda pública excesivos (13% y 115% del PIB, respectivamente), escondidos por el anterior Gobierno conservador, han puesto al socialista Papandreu en una situación límite. Los mercados temen que no pague y le exigen intereses crecientes que pueden agravarlo todo. Y la quiebra de Grecia --o su salida de la moneda única-- resquebrajaría el edificio europeo. Por eso la zona euro debía haber actuado con mucha más rapidez. Junto al FMI o sin él. Por desgracia, se limitó a declaraciones de intenciones que no han convencido. Y la causa principal es la reticencia alemana, país riguroso, a pagar los platos rotos por los griegos, país tramposo. Europa, aunque tarde, debe intervenir ya. Es ilógico que el FMI vaya a prestar a Grecia al 3,75% y los países del euro al 5%, pero lo sustancial es actuar con urgencia y evitar que la situación se degrade.
A España, lo de Grecia no le beneficia. Por eso ha acertado Zapatero al ser en este asunto, junto a Sarkozy, el más diligente de la UE. Cierto que tuvimos en el 2009 un déficit público similar al griego, pero el ratio de nuestra deuda sobre el PIB no llega ni a la mitad. Y la economía es mucho más moderna. Pero la lección está ahí. Las reformas deben abordarse con rapidez y el grado de demagogia del debate económico debe bajar. La oposición criticó ácidamente la subida de impuestos de Salgado cuando ahora está claro que era un necesario mensaje de rigor. Gobierno, oposición, empresarios y sindicatos deben ser conscientes de que España es muy distinta de Grecia, pero que para evitar el contagio hay que vacunarse.




Fuente: Editorial del Periodico de Aragón.

viernes, 23 de abril de 2010

Viva el Señor San Jorge, viva Aragón.


El Día de Aragón se celebra todos los años el 23 de abril. Con este día se homenajea a San Jorge, santo patrón del Reino de Aragón desde el siglo XV.La relación de San Jorge con Aragón comienza en el año 1096, con la ayuda prestada por el santo al rey Pedro I de Aragón en la reconquista de la ciudad de Huesca en la batalla de Alcoraz. Este patrocinio se hizo oficial en el año 1461, cuando las Cortes de Calatayud convocadas por Juan II establecen la festividad por medio del siguiente fuero escrito en aragonés:
E assimesmo ordenamos, que la fiesta del glorioso Martyr señor san Iorge, que caye a XXIII días de abril, sia en el dito Regno inviolablemente, e perpetua, guardada, observada e celebrada solemnement: assí como los días del Domingo e otras fiestas mandadas guardar. E todos los Prelados del dito Regno sian tenidos aquella mandar guardar e observar, jus aquellas penas mesmas que deven e son tenidos fazer observar e guardar los Domingos e otras fiestas.
Un siglo después, en las Cortes de Monzón de 1564 se confirma el fuero estableciendo una multa de sesenta sueldos jaqueses a aquel que no guardase fiesta.
Después de la abolición de los fueros, no será hasta el día 10 de abril de 1978, exactamente un día después de la constitución de la Diputación General de Aragón como institución preautonomica, cuando sus consejeros aprueban, por unanimidad, declarar el 23 de abril como Día de Aragón con las siguientes palabras:
En atención al carácter tradicional e histórico que el día 23 de abril tiene para Aragón, por ser la festividad de nuestro señor San Jorge, se acuerda asímismo, por unanimidad de todos los señores Consejeros, declarar dicha fecha de cada año, oficialmente, "Día de Aragón"
La festividad de San Jorge como Día de Aragón adquiere el rango de Ley el 16 de abril de 1984, cuando se declara la fecha del 23 de abril festivo en todo Aragón, y finalmente en la reforma del Estatuto del año 2007 se añade en el artículo 3 una referencia a la festividad del día de Aragón.
Desde 1984 la Diputación General de Aragón otorga el premio Aragon y otras distinciones, este año en el acto institucional que se celebrara en Zaragoza se hará entrega del Premio Aragón al ingeniero Juan José Arenas, y del Premio Aragón Internacional a Jacques Delors y a Felipe González.



jueves, 22 de abril de 2010

Los velos y la escuela pública.



En uno de los últimos casos polémicos ocasionados por la entrada del velo o hiyab en la escuela pública, en Gerona, EL PERIÓDICO DE ARAGÓN abogó entonces por "un diálogo que venza a la demagogia". Esta es la base sobre la que debería asentarse cualquier consideración sobre la presencia ostensible de signos religiosos en las aulas. Por encima de todo, está el derecho a la educación de los alumnos y también la necesidad de compartir un mismo espacio sin que se tenga que llegar a situaciones tan desagradables como la que está ocurriendo estos días en el instituto Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón. La historia es la de siempre: una muchacha de confesión musulmana decide ir a clase tocada con el hiyab; las normas del centro impiden "cualquier prenda que cubra la cabeza" y, en consecuencia, ante la negativa de la chica, se la excluye a menos que ceda en su intención. En este caso, además, algunas de sus compañeras acuden al centro educativo, en solidaridad con ella, también con velo. La demagogia consiste en convertir en un problema de trascendencia mediática y social algo que no debería ir más allá de una circunstancia concreta que, tratada con respeto y diálogo, seguro que tendría cauces de solución civilizada. La reacción de las autoridades académicas madrileñas, y también de la presidenta de la comunidad, en el sentido de escudarse en la autonomía del centro y de reafirmar su oposición genérica al velo, parecen fuera de lugar. De manera especial porque evaden una solución tajante y global: arguyen que Najwa, la protagonista de la historia que ocurre en la Comunidad de Madrid, no se queda sin educación porque puede acceder a otro instituto donde sí permiten el hiyab. Y también porque eluden un debate que cada día es más necesario. La decisión del consejo escolar del instituto de mantener la prohibición tampoco ayuda a resolver el problema.
Francia prohibió hace seis años el velo en la escuela, pero lo hizo después de poner sobre la mesa muchos argumentos. Se puede estar a favor o en contra, pero se trata de una ley que afecta a todos. En nuestro país, la solución no tiene por qué ser la misma, pero convendría que los legisladores, tarde o temprano, se decidieran por una norma general que, tras una discusión razonada, evitara casos como el de Pozuelo, que se concretan en demagogias que solo persiguen la estigmatización, discursos de avestruz e innecesarias polémicas que no conducen sino a la instauración de guetos.



Editorial de El Periódico de Aragón.

miércoles, 21 de abril de 2010

Sácate de las casillas.



Andan los obispos católicos haciendo propaganda sobre su casilla en la Declaración del IRPF para que la marque todo quisque, pues según ellos, están en el top ten de los benefactores de la humanidad, pero hay que decir unas cuantas cosillas al respecto: por ejemplo, que el motivo y el origen de las casillas fue servir de coartada para colar la casilla de la iglesia católica, y que lo mejor que debería hacer hoy el Gobierno es eliminar esa y cualquier otra casilla (sí, también la de los fines sociales) de la Declaración de la Renta. La ciudadanía debería saber además que, a pesar de toda la publicidad que la jerarquía católica ha hecho al respecto, los 252 millones de euros que recibieron el último año por la casilla "Iglesia Católica" los destina al sustento del culto y del clero, al mantenimiento de sus diócesis, seminarios, congresos, manifestaciones y propaganda varia, incluidas sus campañas contra el derecho a la libre elección de la orientación sexual, la investigación científica para salvar vidas y curar enfermedades, la muerte digna y la eutanasia, etc.
Dicen los obispos además que el año pasado subió alrededor de un 3% el número de quienes marcaron su casilla y la cantidad del dinero percibido, pero omiten que el número total de declarantes subió ese mismo año más de un 11%, lo que pone de manifiesto que siguen en retroceso relativo a pesar de todos los millones que gastan en publicidad. Parece que tampoco quieren hablar de que solo el 21% de los declarantes marcó la casilla de la Iglesia Católica, más otro 12% que marcó ambas casillas, lo que significa que el 66% en 2009 (63% en 2008), más de 14 millones de declarantes, no marcaron la casilla de la iglesia católica. En cualquier caso, los 252 millones de euros recibidos por la iglesia católica del IRPF es una nadería en comparación con lo que reciben de los Presupuestos Generales del Estado cada año: una cantidad que ronda, como mínimo, entre los 6.500 millones y los 15.000 millones, para cubrir, por ejemplo, gastos tan socialmente perentorios como 600 millones para sueldos de profesores de religión católica en la escuela, 30 millones para capellanías castrenses o 3.500 millones para subvencionar colegios privados concertados, sin olvidar los 750 millones, como mínimo, ahorrados por impuestos y tributos impagados por estar exenta la iglesia católica.
No es, pues, precisamente un ataque de anticlericalismo, sino de democrática sensatez, de aconfesionalidad real y de justicia social, recomendar que no se marque la casilla "a la Iglesia Católica". Pero hay motivos análogos para no marcar tampoco la casilla de asignación tributaria a "fines sociales". Estos son de tal importancia para la convivencia nacional e internacional que deben ser definidos, delimitados, regulados y asignados por el Parlamento con criterios objetivos y abiertos, con luz y taquígrafos (aunque, en realidad, no hay forma de que la ciudadanía cuente hasta ahora con una información completa y veraz sobre este asunto). La asignación y distribución de los fondos públicos para ONGs no deben quedar a merced de la buena voluntad del contribuyente ni de la discrecionalidad o arbitrariedad de la Administración.
Por otro lado, la casilla de la iglesia católica y la de "fines sociales" son, en buena parte, el envés y el revés de una misma moneda: entre el 40% y el 60% de la asignación para "fines sociales" se entrega a organizaciones y fundaciones católicas, algunas de las cuales destinan parte de esos fondos a propaganda y proselitismo confesional. No es otra la razón de que la Conferencia Episcopal Católica anime a marcar ambas casillas a través de la campaña (que paga con nuestros impuestos) con que nos está bombardeando estos días en los medios de comunicación. Para colmo, en el caso de querer contribuir por la iglesia católica sí se puede elegir casilla, pero en la otra casilla no se puede elegir, en cambio, a qué ONG o ONGs se quiere designar tal contribución.
En realidad, lo más sensato sería que la Administración eliminase ambas casillas y cualesquiera otras en las declaraciones de la renta futuras, y que el Parlamento asignase en los Presupuestos Generales del Estado de cada año a qué ONGs se destina una ayuda y su cuantía. Las iglesias deben autofinanciarse mediante las aportaciones voluntarias y directas de sus fieles y deben anularse de inmediato los Acuerdos con el Vaticano en materia económica. Entretanto, mientras por desgracia las cosas permanezcan como están, la iglesia católica, su organizaciones, asociaciones y fundaciones, al igual que deben hacer las demás asociaciones y fundaciones, deberían rendir cuentas anualmente ante el Parlamento mediante una Memoria económica completa, veraz y exhaustiva.
En resumidas cuentas, si a usted le parece, no marque en su Declaración de la Renta ni una ni otra casilla. Deje que sus impuestos vayan al fondo común de los Presupuestos para necesidades públicas (escuela, sanidad, infraestructuras, medio ambiente, servicios sociales). Sáquese, pues, de las casillas.




Fuente: El Periódico de Aragón, Antonio Aramayona. Profesor de Filosofía

FIESTA DE LA ROSA DEL PSOE EN BARAKALDO.


Los socialistas vascos van a celebrar el día 9 de mayo su tradicional FIESTA DE LA ROSA en el BEC de Barakaldo (Vizcaya), coincidiendo con el primer año de gobierno socialista en el País Vasco.
La fiesta se iniciará a las 11.00 horas y el acto político central tendrá lugar a partir de las 12.00 del mediodía con las intervenciones de Rodríguez Zapatero, Patxi López y del Portavoz de PSE-EE, José Antonio Pastor.
Una vez finalizado el mitin dará comienzo la comida para todos los asistentes.
Desde la Secretaría de Organización del PSOE-Aragón, hemos organizado el viaje para los compañeros que deseen asistir. El autobús saldrá desde el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza (Plaza Basilio Paraíso), a las 7:30 horas y el regreso desde Bilbao será a las 18:00 horas, teniendo prevista la llegada a Zaragoza, sobre las 21:30 horas, aproximadamente.
Los interesados debéis poneros en contacto con Secretaría Regional de Organización en los teléfonos 876 000 306/307, antes del día 4 de mayo.
Esperamos vuestra asistencia.


martes, 20 de abril de 2010

Pero su leva sigue aullando.

" En este mes de junio del año 2008, Chile y el mundo conmemoran los cien años del natalicio del derrocado presidente constitucional de Chile, Dr. Salvador Guillermo Allende Gossens, al mismo tiempo que están próximos a cumplirse 35 años del alzamiento militar planificado por el entonces contralmirante Toribio Merino Castro y el general Fach Gustavo Leigh Guzmán, putsch del que se apropió –junto con el mando de la nación por 17 años- el general Augusto Pinochet, quien no sólo traicionó su juramento de lealtad y defensa de la Constitución y las leyes, sino que marcó con muertes y dolor a la patria, siendo a la vez el primer ‘gobernante’ de la historia que manchó sus manos con oscuros e ilegítimos negociados, procediendo, junto con su entorno mas cercano, a enriquecerse de la manera mas ilicita que imaginarse pueda.
El ex dictador solía utilizar una frase muy propia de quienes sienten desprecio profundo por la raza humana: ‘muerta la perra, se acaba la leva’... Hasta en ello se equivocó. La perra murió, pero su leva sigue aullando periódicamente con fuerza, particularmente en estas fechas, en la que muchos millones de compatriotas añoramos los avances sociales y económicos legados por el hombre cuya memoria se denigra y se pretende sepultar en el olvido para que ojalá nunca mas nadie tenga el atrevimiento y la osadía de revivir los ideales del luchador social que hirió intereses de la oligarquía nacional y de sus amos del Imperio que hoy rige a su amaño los destinos de la humanidad.
No dejan pasar ocasión alguna para hacer escarnio del hombre que prefirió entregar su vida antes de traicionar a su pueblo y los ideales que mantuvo con decisión y firmeza a lo largo de toda su vida. Día a día leemos los comentarios ponzoñosos que, velada o abiertamente, son lanzados desde las páginas del duopolio informativo para ocultar una verdad que lentamente el tiempo se encarga de develar. Los torpes intentos terminan siempre en una pregunta que ellos mismos hacen y pocos responden: ‘¿de que legado de Allende hablan sus seguidores?’ Idéntico comportamiento se observa en la llamada clase política, con escasísimas excepciones. A pocos interesa luchar por la igualdad de oportunidades como lo hizo con abnegación y entrega absoluta el recordado Presidente Allende, cuya ausencia se echa de menos cada día con mayor intensidad, especialmente en los medios sociales mas desposeídos y que ya no tienen ni la voz ni los hechos de ese hombre que nunca renegó de su ideario. Muchos, demasiados para nuestro gusto, en estas fechas le rinden y rendirán homenajes con palabrerías huecas y sin sentido, de los dientes para afuera. Solo se amparan en su nombre para conquistar simpatías, votos y posiciones, los que una vez conseguidos, se empeñan en no soltar. Los nominados “honorables” -por mandato de la ley y no por sus acciones- nada han hecho en el curso de los años transcurridos desde que Pinochet se vió forzado a dejar el cargo usurpado para reivindicar la obra del presidente Allende. Para el recuerdo de los que vivieron la época y para conocimiento de las generaciones jóvenes que conocen hechos irreales y distorsionados, hagamos un breve ayuda memoria de lo que fue el legado de Salvador Allende y sirva de tapabocas a quienes hacen la señalada pregunta: ¿De qué legado de Allende me hablan?
- Durante los 1040 dias del Gobierno de Salvador Allende, cada niño chileno, sin distinción de clase alguna, recibió religiosa y diariamente medio litro de leche, cuidando su desarrollo, salud e intelecto.
- Se nacionalizaron las minas de cobre en manos de empresas extranjeras, para beneficio de todo Chile. Hoy, regresadas al capital privado externo e interno, ni siquiera pagan impuestos a la caja fiscal.
- Se estatizó la banca en el contexto de desarrollar armónicamente la economía nacional. El crédito se destinó a fines productivos y no para lucro de accionistas y directivos bancarios. Los golpistas retornaron los bancos al capital privado, con las consecuencias que todos conocemos. Reventaron el año 1982 (nueve años después del golpe). La mayoría tuvo que ser intervenida por la dictadura. La quiebra de la banca reprivatizada la pagamos todos los chilenos. En esta ocasión no funcionó la “economía social del mercado”. Hicieron funcionar su añejo axioma: “El estado es socio en las pérdidas más no en las utilidades...”
- Se cumplió el programa de la Reforma Agraria, cancelando a los terratenientes los valores pactados en Certificados de Ahorro Reajustables del Banco Central de Chile. Hoy, los campesinos son tanto o más pobres que antes y los latifundistas cada vez más poderosos.
- Se nacionalizó algo más de setenta empresas monopólicas dentro de un total de treinta y seis mil privadas existentes en Chile. Hoy nos manejan los capitales norteamericanos, españoles, ingleses...El Estado es dueño de casi nada. Los Ponce Lerou, los Hurtado, los Piñera, los pirañas, los familiares, amigos y cercanos a Pinochet se apropiaron de todo a precio de liquidación y son hoy los dueños de Chile; los nuevos ricos...los inteligentes empresarios cuyo gran mérito fue saber arrimarse al árbol que les dio buena sombra...
- Se erradicó el analfabetismo en el país, tanto por la decidida acción del gobierno, como por la invalorable aportación de miles y miles de jóvenes estudiantes voluntarios, hoy tan desmotivados y tan plenos de desilusiones, que ni siquiera tienen interés en inscribirse en los registros electorales.
- El acceso a la educación estatal gratuita era un derecho legítimo. Escuelas, Colegios y Universidades recibieron a miles y miles de niños y jóvenes por sus capacidades intelectuales y no por la capacidad de pago de sus familias. ¿Cuántos brillantes intelectos se pierden hoy por falta de dinero y/o de oportunidades?
- Se establecieron relaciones diplomáticas y comerciales con todos los países del mundo, sin diferenciar ideológica o políticamente.
- Existió la más amplia garantía de respeto a todos los derechos humanos, las libertades públicas y jamás nadie fue detenido sin orden judicial por mero capricho de la autoridad. Hoy el país conoce a cabalidad lo ocurrido tras el golpe y quiebre de la democracia: muertes, asesinatos alevosos, miles y miles de detenidos, miles y miles de exiliados, escándalos financieros, robos descarados, apropiaciones indebidas...
- Se democratizó el concepto de seguridad nacional; se mejoraron las condiciones socio económicas y profesionales de las FF.AA. y se las incorporó al desarrollo social del país. La dictadura por cierto desconoció este hecho.
- El poder político se ejerció dentro del estado de derecho, pese a cuanto cacareen los entonces opositores.
- El trabajo era considerado un derecho legítimo de la masa laboral. No había mendicidad ante los empresarios para acceder a la fuente de sustento. La tasa de desempleo llegó a ser apenas un 3,6%, cifra que la mayoría de los países desarrollados están lejos de alcanzar.
- Los trabajadores y pueblo en general tuvieron acceso al consumo de artículos de toda índole, inclusive en la época del desabastecimiento artificial como he narrado. Hoy parece que hemos vuelto al agua caliente con azúcar quemada y una marraqueta para engañar al estómago.
- Ni siquiera se encarceló a los promotores del desabastecimiento y el mercado negro.
- En el campo cultural, se dio un gigantesco paso adelante, con la creación de la Editorial Quimantú, empresa estatal que lanzaba entre ochenta mil a ciento veinte mil ejemplares de literatura universal y centenares de miles de libros de literatura infantil, pedagógicos y de toda índole. Nadie podría señalar que los libros de Quimantú tuvieron como objetivo ideologizar al pueblo lector.
- Las universidades chilenas constituían verdaderos centros generadores de conocimiento y desarrollaban un quehacer científico y académico de una calidad ejemplar, motivados en preparar a los profesionales que el país requeriría a futuro.
- Durante el Gobierno popular, se congelaron los precios de artículos de primera necesidad y los cánones de arrendamiento, de tal manera que los trabajadores no vieran lesionados sus ingresos a causa de la crónica inflación nacional e internacional de la época.
- Los sueldos de los altos funcionarios de la Administración pública se fijaron en un máximo de 20 sueldos vitales de la época, en tanto que los sueldos y salarios de los trabajadores, sin distinción, se elevaron a un mínimo de tres sueldos vitales. La inmensa mayoría del país estuvo de acuerdo y satisfecha con la determinación, excepto los “dañados”, por cierto. La mantención de esta medida nos habría privado de “gozar” los escándalos tan corrientes por estos dias, sean ellos promovidos por los opositores o gobiernistas...
- Un grande y moderno hospital (Ochagavía) comenzó a ser construido para cuidar la salud de los sectores mas desposeídos del sur de Santiago. Se dejó abandonado por la dictadura y sus ruinas son hoy refugio de antisociales, violadores y drogadictos.
- Se extendió la red de consultorios para brindar atención primaria de salud a todos los habitantes de Chile, sin discriminaciones odiosas de clases.
- Las provincias –llamadas ahora elegantemente regiones- fueron atención preferente del Estado y se propició su desarrollo integral para dar un lugar digno a sus pobladores.
- El gobierno de Salvador Allende extendió a todo el país el concepto de seguridad social, atención preferente a las madres embarazadas y a los niños recién nacidos.
- Ningún tipo de libertad fue deliberadamente conculcado. Tanto así, que la libertad de expresión se respetó en forma irrestricta, pese a las injurias y calumnias que caracterizaron a los medios de la época. La libertad religiosa y política de cada chileno jamás fue impedida.
- En el curso de los 1.040 días que duró su mandato constitucional, hubo en Chile elecciones libres y soberanas, sin restricción alguna y conforme lo mandataban la Constitución y las Leyes vigentes. La última, realizada el día 5 de marzo de 1973, demostró al mundo entero que cada vez era mayor la aceptación del programa que implementaba el Presidente Allende. Por vez primera, el llamado ‘desgaste’ de todos los gobiernos pre Allende y post Pinochet no fue tal y las preferencias de la ciudadanía se mostraron ascendentes en favor del Gobierno Popular.
- Pese a los agoreros anuncios de los opositores al ideario político y social de Salvador Allende, nunca se vieron ni existieron las anunciadas ‘pobladas’ de sectores que se tomaran las casas-habitación de la gente de mayores recursos para ser entregadas a quienes vivían en condiciones ancestralmente misérrimas en los lugares denominados como ‘poblaciones callampas’, ahora elegantemente disfrazadas con el nombre de “campamentos de emergencia”.
- La juventud, motivada por los logros, se mostró cada vez mas alejada de las drogas y los vicios. Los trabajos voluntarios de los estudiantes secundarios y universitarios fue un ejemplo no solo para Chile sino que para el mundo entero.
Diez y siete años de oscurantismo; diez y siete años de sumisión al poder de las armas; diez y siete años de apagón intelectual en Chile, sumados a dieciocho años de oportunismo y conveniencias de la ‘Nueva Clase’ (parodiando a Milovan Djilas) sumieron a nuestro pueblo en la desesperanza y la indiferencia. Sin embargo, esa antorcha de luz que nos legó Salvador Allende nos hace abrigar que renazca en la patria, mas temprano que tarde, ese pueblo que tan bien describió el insigne Alonso de Ercilla y Zúñiga en la épica ARAUCANA:
Chile, fértil provincia y señalada
en la región Antártica famosa,
de remotas naciones respetada
por fuerte, principal y poderosa;
la gente que produce es tan granada,
tan soberbia, gallarda y belicosa,
que no ha sido por rey jamás regida
ni a extranjero dominio sometida. "




Fuente: Clarín de Chile, Por Ozren Agnic Krstulovic.

Un caos aéreo con efectos mayúsculos.



La magnitud de los problemas que la erupción del volcán islandés de Eyjafjalla está causando a la aviación europea y, por extensión, a la mundial supera ya con creces la vivida en el 2001 tras los atentados del 11-S. Millones de pasajeros afectados, decenas de aeropuertos cerrados y un porcentaje altísimo de vuelos suspendidos son cifras que reflejan que el caos es mayúsculo. Y lo primero que debe subrayarse es que la seguridad del tráfico aéreo --es decir, de los ciudadanos que suben a un avión-- justifica sobradamente los inconvenientes de la suspensión de la actividad. Aunque los efectos están siendo descomunales, las autoridades aeronáuticas y los gobiernos europeos demuestran, cuando optan por prevenir antes que arriesgar a lamentar, el sentido de responsabilidad que les es exigible. En el caso presente, además, la causa del problema es más incontrolable que otros fenómenos naturales, y si los modelos meteorológicos permiten anticipar la evolución y el final de tormentas o huracanes que afectan a la navegación aérea, en las erupciones volcánicas la previsión es más difusa e imprecisa. La paciencia, pues, es esencial para superar una crisis que, por lo demás, no solo está causando unas pérdidas astronómicas a las aerolíneas sino que empieza a dañar a sectores de la economía productiva cuando Europa aún convalece de la recesión. En una situación tan excepcional --que puede agravarse hoy con el inicio de la semana laboral-- es básico tanto que las autoridades refuercen en lo posible los transportes alternativos al avión para paliar el caos como que se vehicule con la máxima rapidez y fiabilidad la información a los afectados para que no aumente su desamparo. Y a las aerolíneas y los operadores de viajes en general hay que exigirles la mayor responsabilidad a la hora de resarcir a las legiones de pasajeros que no han podido tomar el avión para el que habían pagado un billete. La magnitud de un fenómeno como el que estamos viviendo dará lugar a un volumen de reclamaciones sin precedentes en el que las administraciones públicas deberán vigilar que se respeten los derechos de los consumidores.
La crisis de las cenizas volcánicas recuerda a los humanos del siglo XXI su auténtica dimensión frente a la naturaleza, pero es también un reto para que la ciencia y la ingeniería aeronáutica investiguen cómo afrontar el problema, infrecuente pero repetible, de forma que la próxima vez tenga un efecto menos devastador.




Fuente: Editorial del Periódico de Aragón.

domingo, 18 de abril de 2010

El fantasma de Franco contra Garzón.


Los problemas que afronta Baltasar Garzón en tres frentes judiciales diferentes pueden significar mucho más que el abrupto final de la carrera del magistrado más famoso de España y uno de los más significados del mundo. Lo que se ha puesto sobre el tapete en los últimos días con los tres casos que afectan al todavía titular del juzgado número 5 de la Audiencia Nacional es, en primer lugar, si la justicia de este país está aún en manos de una casta conservadora que reacciona de forma corporativa ante quienes se atreven a tocar puntos sensibles del entramado de poder más tradicional. En segundo término, si esta sociedad está o no preparada para abordar su pasado reciente más allá del pacto no escrito de la transición que supuso una especie de borrón y cuenta nueva sobre el oscuro periodo franquista. Y, finalmente, si la democracia española puede permitirse ante el mundo que uno de sus jueces haya instruido causas contra tiranos de América y Asia y tropiece ahora en su propio país por una querella interpuesta, entre otros, por el partido que dio la cobertura ideológica al régimen de Franco. Sería injusto y nada conveniente generalizar sobre las inclinaciones ideológicas de los jueces del Supremo. Pero también lo sería ignorar que este tribunal ha admitido a trámite querellas contra Garzón que no vienen respaldadas por la fiscalía y que ha abierto la vía penal para unas discutibles actuaciones que bien podrían haberse saldado de manera menos traumática. Más allá del desprestigio del Tribunal Supremo ante importantes sectores de la sociedad española, que una de las imputaciones contra Garzón tenga relación con el sumario abierto por el juez por los crímenes del franquismo plantea otro problema de fondo: la incapacidad de este país de debatir abiertamente y en paz sobre un pasado tenebroso. La Transición tenía un punto débil: el Estado tenía una deuda con el bando perdedor de la guerra civil. Concretamente, con las familias de quienes fueron asesinados y todavía no han recibido ni un reconocimiento público ni una sepultura digna. Así se planteó la ley de la memoria histórica, aprobada en octubre del 2007. Por eso no es extraño que el caso Garzón sea contemplado por muchos como la obstrucción al desarrollo de esa ley. La figura de Garzón es poliédrica, como corresponde a un magistrado que, desde la Audiencia Nacional, ha manejado los casos más importantes de corrupción, terrorismo, narcotráfico y delitos económicos en la reciente historia de España. Seguramente, algunas de sus actuaciones han sido improcedentes. Pero al tratar de quitarlo de en medio se han abierto las dudas sobre el sistema judicial y sobre cómo se han cerrado las heridas de una guerra de hace más de 70 años.





Editorial del Perodico de Aragón. 

jueves, 15 de abril de 2010

Baltasar Garzón y los crímenes de Franco.


Una cosa es el país de Federico García Lorca, Miguel Hernández, Unamuno, Negrin, Severo Ochoa, Casal, Marañon, o Serrat, y claro otra España es lo que huele a inciensos extraños en los pasillos de la Audiencia Nacional, y en la corrupta derecha española. Violento es el mensaje que envían los tribunales españoles al mundo civilizado, cuando se procesa al Juez Baltasar Garzón.
Un golpe para todas las asociaciones y grupos que trabajan por el respeto a los Derechos Humanos, que luchan de manera incansable con los fuertes poderes fácticos, que existen, que son reales, para lograr llevar a los tribunales a culpables de delitos de Lesa Humanidad.
Los familiares de victimas del periodo franquista, quedan abandonados por los tribunales de justicia, sus esfuerzos para saber donde están enterrados sus cercanos, reciben una paletada más de tierra e impunidad, para que el olvido, esta vez decretado de manera más o menos oficial y cómplice… se haga concreto.
Con esa visión de la justicia española, no habría sido posible juzgar a los responsables de los crímenes cometidos la antigua Yugoslavia, ni tampoco en el genocidio de Ruanda.
Debemos suponer que si por casualidad los responsables de la desaparición de Antonio Llidó o del asesinato de Joan Alsina, o el caso de Carmelo Soria, se hubieran sentado en un tribunal español, los victimarios hubieran recibido las disculpas por el bochorno de pasar por tribunales.
La justicia española confirma que no se pueden investigar delitos de Lesa Humanidad, que la búsqueda de la verdad, SOLICITADA POR LOS FAMILIARES DIRECTOS DE LAS VICTIMAS, en este caso, los desaparecidos durante el periodo del franquismo, es una cosa del pasado, al parecer cuando interpreta la Ley de Amnistía de los años setenta, algún tiempo después de la muerte en su cama… del caudillo, por la gracias de Dios
No es tan extraño que la justicia española esté en la actualidad en un nivel tan primitivo. Los que tiempos que se viven evidencian esfuerzos por lograr que el Derecho Internacional, haga y asegure a las próximas generaciones, un mundo más seguro, donde la vida de millones de hombres y mujeres esté protegida. Eso, tan indispensable en todos los tiempos tiene en Baltasar Garzón a uno de sus principales impulsores.
Baltasar Garzón no pretende investigar lo que sucedió en un “Campo de Experimentación” en Málaga, donde un equipo de médicos españoles, asesorados por la GESTAPO concluyó que las mujeres republicanas presentan “anormalidad psíquica, exaltadas por sentimientos pasionales…” y que junto a la catalanas son las más “degeneradas” y que “ el marxismo español es una mezcla judeo-masónica que la distingue del marxismo extranjero, semita puro”. Estas conclusiones tan científicas fueron las que justificaron que 12.043 niños fueran puestos bajo la tutela del Estado Español para salvarlos de la transmisión de aquella “patología”.
Baltasar Garzón no pretendía hacer públicos los informes del diplomático español, Sanz Briz; que desde Budapest le informó de manera oficial a Francisco Franco de lo que estaba sucediendo en Auschwitz. Correspondencia oficial que tiene el sello de “no mostrar”.
La derecha española podía estar y respirar tranquila, Baltasar Garzón no pretendía llevar al potro de tortura a los alcaldes de los cientos de ciudades que colocaron el nombre de Franco en sus calles. Ningún Concejal de la derecha, iba a ser sacado de su casa durante la noche, llevado a un cementerio para ser fusilado sin juicio.
La investigación de Baltasar Garzón no buscaba demostrar que el franquismo no solo mató a los republicanos, sino que robó a los vencidos, que fueron saqueados, como lo establecieron los tribunales políticos del franquismo, adjuntándole además abultadas multas.
Baltasar Garzón no pretendía dejar establecido que Francisco Franco incorporó y combatieron en su ejército, 80.000 marroquíes, para que su victoria fortaleciera la Raza de España.
No era la intención de Baltasar Garzón pedir explicaciones al Cardenal Rauco Varela por las placas e inscripciones conmemorativas de los “caídos por Dios y por la Patria”, esculpidas en iglesias. La iglesia necesitaba dejar establecido quienes eran los patriotas y donde estaban los traidores, esa desmemoriada iglesia que no recuerda por ejemplo, a los curas vascos fusilados por el franquismo en octubre de 1936 en el cementerio de Oiarzun.
Baltasar Garzón considera necesario investigar que pasó con los miles de personas en “zona nacional” entre 1936 y 1950 y su posterior desaparición, las circunstancias de su detención ilegal, cuales fueron las acusaciones y quienes los responsables. Estos delitos estaban contemplados en Código Penal vigente de 1932. Si el mundo civilizado estaba juzgando en Núremberg en 1945 por crímenes de Lesa Humanidad y genocidio, aquella legislación era perfectamente válida para lo que sucedía bajo el mando de la Falange Española.
Sentar en el banquillo de los acusados a LAS VICTIMAS DEL FRANQUISMO, ya que eso es el juicio a Garzón, es trabajar para la impunidad, y eso deben saber que no está permitido. En España la amnistía de 1977 no anula el derecho a imprescriptible a saber qué fue de las victimas del franquismo.





Fuente: "Clarín de Chile", original de Pablo Varas.

miércoles, 14 de abril de 2010

VIVA LA REPUBLICA.



En estos tiempos convulsos que vivimos hoy en día, donde el valor de la política esta en entredicho, gracias fundamentalmente a la corrupción que rodea al Partido Popular y las actuaciones que protagonizan algunos miembros de la judicatura, incluidos sus órganos de gobierno amparando a delincuentes y a la ultraderecha de toda la vida, conviene echar un poco la vista atrás y recordar con nostalgia lo que pudimos llegar a ser.
En un día como hoy, la proclamación de la segunda República en 1931, trajo a la sociedad del momento un profundo sentimiento de libertad, Igualdad, solidaridad y dignidad. De pronto un huracán de viento fresco y sano impregno a una sociedad anquilosada y anclada en su pasado y le enseño los grandes valores universales, por los que tantas mujeres y hombres han luchado a través de los siglos. El espectáculo democrático que surgió con esa proclama no iba a ser soportado por la reacción, que por aquel entonces asistía atónita a la toma de la calle por los ciudadanos y todo tipo de explosiones artísticas, culturales, sociales, políticas, etc..
De pronto en una España que empezaba salir de un túnel de siglos en todos los campos, se ponía en valor la política. Decenas de miles de ciudadanos, se reunían para hablar de asuntos que tenían que ver con el futuro y las reglas del juego para vivir, avanzando en una sociedad de progreso. Las calles se teñían de pasquines con proclamas y llamamientos, y en las fachadas de cualquier inmueble aparecían como flores las insignias de una multitud de partidos políticos.
Los ciudadanos, entendían esa realidad y en gran numero se unían a los sindicatos y a las fuerzas políticas, culturales y artísticas como algo natural, y si es verdad que había desprecio a la política, pero casi siempre a la del adversario, y además de forma encarnizada, por que entonces comenzaba la lucha por defender la libertad y la dignidad de un País.
Los mítines, eran en cualquier sitio, multitudinarias clases de historia, derecho, economía y ciencias políticas. Una multitud de ciudadanas y ciudadanos comparecían a cualquier llamamiento político, la política era una necesidad para el desarrollo de la comunidad, y se debía de ser muy hábil para que tan solo con la palabra se pudiera convencer. Había nobleza y frescura.
Pero claro eso no podía durar, entre los múltiples errores cometidos por la izquierda, sobre todo de entendimiento, consenso y de bisoñez, latía debajo de aquella emergente República, un mal que este país tiene hace siglos. España que no ha pasado por ningún tipo de revolución, ni social, ni industrial, ni política, ni cultural, ni de ninguna clase, tenia y tiene el síndrome de los países pequeños, que son aquellos que han estado dominados por una minúscula oligarquía que a sabido poner a su servicio, a las clases dominantes económicamente hablando, y otros poderes facticos. Esa podredumbre que llevaba dentro, ha sido una herida sanguinolenta por la que ha supurado todo lo bueno que sin embargo se quería construir. Y esa herida hay quien se empeña en no cerrarla, y la sufriremos sino somos capaces de educar en los valores universales en la democracia, y en la política con todas las letras, a las próximas generaciones.
Hoy con nostalgia, celebramos la proclamación de lo que pudo ser y no fue, un estado democrático masacrado por una guerra cruel, que dejo en muchas cunetas a decenas de miles de españoles asesinados, por el solo hecho de querer defender la libertad. Hoy muchos años después  en los banquillos, se sientan encausados los que buscan una reparación y poner justicia de la grande, para quienes -leyes de amnistía a parte- la siguen mereciendo.
Esta lucha no obstante dura y larga, no puede hacer desfallecer a los demócratas jamás. Los ideales de aquella República, eran buenos y su causa la mejor, no puede por tanto morir por nuestro abandono, perdimos entonces, pero nunca debemos perder la voluntad y la dignidad, ese es un trabajo al que estamos convocados, caigamos cuantas veces haga falta, nunca una victoria de la reacción fue tan corta, quedando tanto tiempo para poder cambiarla.






domingo, 11 de abril de 2010

Un sondeo para abrir compás preelectoral.


La encuesta electoral realizada por Noxa Consulting por encargo del PSOE y que hoy recogemos en nuestras páginas de información viene, de alguna manera, a oficializar la entrada en periodo preelectoral. A un año de la cita con las urnas, las principales fuerzas políticas tantean la situación y empiezan a trazar sus estrategias. Los socialistas se han adelantado con un sondeo que, obviamente, les propone unos resultados bastante halagüeños: la candidatura encabezada por Belloch volvería a ser la más votada, podría elegir aliado a placer (a derecha o izquierda), la oposición pierde terreno, UPyD se quedaría a las puertas de la Casa Consistorial... y, sobre todo, los zaragozanos valoran relativamente bien los eventos planeados aunque sean escépticos respecto de su consecución.
En sintonía con otros trabajo de campo y con las impresiones de los analistas, el sondeo del PSOE traza un cuadro muy similar en términos generales al reparto del voto en los comicios del 2007. Se estaría produciendo una especie de estancamiento, con el Gobierno municipal (particularmente el PSOE) conjurando el desgaste gracias a una gestión muy movida llena de propuestas rutilantes, y con la oposición (en especial el PP) fracasando en su intento de romper techos y crear un estado de opinión favorable, un ambiente de vuelco político.
SENSACIONES POSITIVAS Es revelador que tanto en este como en otros sondeos se detecten sensaciones positivas que conceden apoyos superiores al cincuenta por ciento a proyectos como el del campo de fútbol (52%), Expo Paisajes (54%) y sobre todo los Juegos de Invierno (66%). No se trata de un respaldo abrumador, pues emergen significativas reticencias y dudas respecto a la viabilidad de tanta idea, pero es suficiente para detectar que la experiencia de la Expo 2008 ha sido satisfactoria para la mayoría. La ecuación grandes eventos=desarrollo urbano funciona. Así, dado que tres de cada cinco vecinos entrevistados consideraba que Zaragoza está en una situación buena o muy buena, y que además el alcalde Belloch es con mucha diferencia el munícipe más conocido (99%) y mejor valorado (5,6 puntos), resultan verosímiles los pronósticos de Noxa Consulting.
Siguen abiertas, pese a todo, otras posibilidades. De aquí a un año, cualquier pequeña variación en el estado actual de la opinión pública podría provocar importantes cambios en los futuros resultados electorales. Ni el PSOE ni mucho menos el PAR pueden dormirse en los laureles. Una encuesta solo es una predicción. Y la jugada acaba de empezar.




Editorial del Periódico de Aragón.

sábado, 10 de abril de 2010

La ideología y la ley en el juicio de Garzón.

En el ordenamiento jurídico no cabe constituir un "asimétrico y discriminatorio haz de derechos" en función "de la adscripción ideológica" de los ciudadanos "por muchos que fueren los que pusieren en ello su empeño". Esta idea está contenida en el auto del magistrado del Tribunal Supremo Luciano Varela que envía al banquillo al juez Baltasar Garzón y con ella se pretende justificar que el hecho de que Falange Española o la extrema derecha sean los denunciantes no les quita un gramo de razón. Pero a Varela le habrá bastado con ver el alborozo con que los medios de comunicación de la derecha han acogido su decisión para darse cuenta de que la ideología no se puede separar de ningún acto jurídico, y menos aún del que pretende enjuiciar a Garzón por abrir una investigación sobre los crímenes del franquismo.
Junto a ese argumento, Varela se despacha con otros para apoyar la aplicación en su grado más grave --el artículo 446.3 del Código Penal-- del delito de prevaricación: dictar a sabiendas una resolución contraria a derecho. Garzón, asegura el instructor del Supremo, era "consciente de su falta de competencia y de que los hechos denunciados carecían ya de relevancia penal", por lo que optó por construir "una artificiosa argumentación para controlar las exhumaciones" de los desparecidos durante la guerra civil. ¿Cómo sabe Varela que Garzón era consciente? El instructor está tan seguro desde el primer día de la culpabilidad de Garzón que ha rechazado todos los testigos propuestos por la defensa del magistrado. Entre los vetados se encuentra el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, quien se opuso siempre a la actuación de Garzón en este caso, pero quizá iba a declarar que no apreciaba prevaricación, sino simple invasión de competencias.
La cuestión clave está ahí. Un juez puede equivocarse e iniciar actuaciones que no le corresponden, pero ¿prevarica por eso cuando la aplicación de la ley es discutible? Los tribunales viven cada día episodios parecidos: decisiones tomadas por un instructor que luego son desautorizadas por instancias superiores. Es muy sospechoso que tres querellas distintas contra Garzón hayan sido admitidas a trámite por sus propios compañeros de carrera, si no acudimos a lo que en el lenguaje popular se conoce con la expresión "le tienen ganas". Y más si recordamos los escasos casos, y las aún más escasas condenas, en que jueces juzgan a otros jueces.



Fuente: Editorial del Periódico de Aragón.

miércoles, 7 de abril de 2010

Pero que esconde o porque se esconde Mariano.

Cuando un líder que se precie tiene que dar la cara, en el sentido mas literal y concreto de la expresión, es precisamente cuando las cosas vienen mal, pero que muy mal dadas como es el caso, ante la catarata de indicios que vinculan al Partido Popular en una mas que probable financiación irregular, al margen del amigo Barcenas, senador en ejercicio por el PP, hacer el avestruz, que es lo que esta haciendo Mariano Rajoy, no invita a nada bueno.
Puedo entender que se trate de descalificar la instrucción, que se pongan en duda los hechos investigados-multitud por otra parte-, que se culpe a Zapatero, u otras estrafalarias arengas hacia su público, pero esconderse durante días y dejar el papel de poner el “rostro” a la señora Cospedal, es algo inaudito.
Por tanto si Mariano hace esto a que se debe, que esconde o por que se esconde, después de lo que ha dicho en esta vida de su amigo Matas, después de tragarse el regalito de Cascos y Arenas en forma de tesorero, con lo que esta lloviendo en el Levante y para colofón lo que se espera en la zona centro, solo cabe una explicación. El sector más integrista y aznarista ha secuestrado al pretendido líder popular. Al objeto de integrarlo de forma más nítida en la tormenta.
Si aznar lo eligió, para ser su sustituto, ni el ni los suyos que son casi todos los de este famoso gürtel, le van ha permitir que salga de rositas de este desastre. Por eso esta abducido por el núcleo aznarista y desbordado claramente por los acontecimientos. Y la fiesta no acaba mas que comenzar, cuando caigan las torres de papel que protegen el secreto del escándalo de corrupción mas grande de la historia democrática, y se confirmen poco a poco todos los abusos cometidos por los ahora imputados y sus connivencias con la calle Génova, que hará entonces Mariano, no creo que se fume sus famosos vegueros en la calma de su salón sin que constantemente le recorra por el cuerpo una especie de sudor frió, que precede al susto total.
Poca altura, al margen del abducimiento, tiene quien pretende ser Presidente del Gobierno de España, y mucha "correa" debe acumular, para salir de esta sin un zurcido por su sitio. Al fin y al cabo el acero siempre vuelve a su vaina.

Bárcenas llena el sumario Gürtel.

Del frondoso bosque de 50.000 folios que constituye el sumario del caso Gürtel emerge inevitablemente la figura del senador del PP Luis Bárcenas, extesorero del partido y presunto enlace entre este y los manejos de Francisco Correa, el supuesto urdidor de la trama de corrupción. La instrucción del sumario llevada a cabo por el juez Antonio Pedreira para establecer el pliego de cargos es demasiado prolija en detalles, nombres y situaciones como para imaginar que gasta pólvora en salvas. En cambio, la incapacidad de la dirección del PP para exigir a Bárcenas que, por lo menos, suspenda temporalmente su militancia en el partido, se antoja un caso de parálisis política injustificable.
No hace falta conocer las revelaciones in extenso del sumario para concluir que los populares deben actuar pronto y con contundencia o sufrir el inevitable desgaste político de la sospecha generalizada. Como muy bien se han ocupado de recordar los líderes del PP, estar incurso o imputado en las pesquisas de un sumario no es lo mismo que estar condenado --la presunción de inocencia debe prevalecer en todos los casos--, pero es una necesidad de estricta higiene democrática adoptar medidas preventivas para evitar que las sospechas se extiendan como una mancha de aceite.
En el caso de Bárcenas, y lo que a su alrededor se mueve, es imposible desgajar los privilegios derivados de su condición de aforado de su resistencia a abandonar las instituciones y ocuparse de su defensa. Es una anormalidad absoluta que se mantenga en su escaño y represente a un partido mientras la policía ha puesto a disposición del juez material suficiente para fundamentar la hipótesis de que el senador mantuvo estrecha relación con Correa y con otro de los implicados en el caso: Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo de Alarcón.
Lo dicho para Bárcenas vale para el resto de cargos electos que figuran en la lista de cerca de 70 imputados incluidos en el sumario. Es innecesario disponer de la entera literalidad del trabajo realizado por el juez Pedreira para llegar a la conclusión provisional de que una parte del PP hizo de su capa un sayo y de la política, un negocio lucrativo. De forma que, para dejar a salvo de intrigas a la parte sana del partido --el grueso de él--, es inaplazable aislar y concretar responsabilidades. Esto es: hace falta que Mariano Rajoy y su equipo afronten la realidad y olviden su afición a practicar la esgrima jurídica con Garzón.



Fuente: Editorial del Periodico de Aragón.

lunes, 5 de abril de 2010

Antiguo dilema para la izquierda: el caso Brasil.

En ocasión de celebrar el trigésimo aniversario de la creación del Partido de los Trabajadores (PT) en Brasil, el principal periódico independiente de izquierda, Brasil de Fato, publicó entrevistas con cuatro de los principales intelectuales de izquierda. Los cuatro fueron activos alguna vez en el PT, de hecho se cuentan entre sus fundadores.
Tres de ellos se retiraron del PT –el historiador Mauro Iasi se unió al Partido Comunista Brasileño, el sociólogo Francisco de Oliveira se unió al Partido Socialismo y Libertad y el historiador Rudá Ricci se hizo izquierdista independiente. El cuarto, el historiador Valter Poner, permanece en el PT y es una de las figuras principales de su facción de izquierda.
Expresaron cuatro análisis, sorprendentemente diferentes, de lo que Ricci llama el antiguo dilema de la izquierda brasileña: como ser popular y de izquierda. Pero por supuesto ése ha sido el dilema de la izquierda en todo el mundo, y sigue siéndolo hasta ahora.
Brasil es un lugar interesante para analizar este dilema y cómo se expresa. Es un país con una larga y activa tradición política, y hoy goza mucho de una situación multipartidista. Es también una nación cuya situación política ha mejorado mucho en años recientes, particularmente en los últimos 10 años. Y Brasil es un país que ha estado afirmando mucho liderazgo político en América Latina. Así que la pregunta se vuelve ¿cómo medimos la popularidad de un partido y cómo evaluamos sus credenciales de izquierda?
El periodista de Brasil de Fato abrió sus entrevistas apuntando que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva es una figura carismática, que es el mandatario más popular desde la redemocratización del país y que a lo largo de su historia el PT ha incrementado su apoyo entre los estratos más pobres de la población. Para que el partido se vuelva más popular, aseveró, tuvo que hacer concesiones al pragmatismo.
¿Cómo reaccionaron los cuatro intelectuales a esta premisa? Para Ricci, el lulismo se ha vuelto más importante que el partido, lo que invierte el concepto original del PT. El PT se americanizó dice él. Hoy es simplemente una maquinaria electoral. La izquierda encuentra difícil ser popular debido a su lastre teórico de origen europeo. La cultura popular, dice, es compleja y conservadora, y Lula dialoga con su cultura popular. El PT es estatista y desarrollista, y como tal conservador y pragmático. Así que el problema es retornar a la idea original de una utopía de izquierda democrática sin tornarse elitista.
Para Iasi, el PT se volvió uno de los dos principales partidos de Brasil, de centroizquierda con un programa pequeño burgués. El precio que pagó por el tamaño de su respaldo fue el abandono de los principios y las metas políticas que estaban presentes en su origen. El lulismo o el populismo es un modo de hacer que las masas accedan a las políticas que no fueron hechas en su interés.
Para Oliveira, el PT que comenzó con una base de trabajadores, de teología de la liberación y de movimientos de democratización, se ha vuelto simplemente parte de la jalea general del sistema partidista brasileño. Una perspectiva socialista no se basa en los pobres sino en un análisis de clase. Y en cuanto al programa del partido, la estatización, está 100 años atrasado, es parte de la dolencia infantil del estatismo. Es un programa para fortalecer las industrias brasileñas y no tiene nada que ver con la izquierda o el socialismo.
Poner ve la situación muy diferente. Él concuerda con que al principio el gobierno de Lula era social-liberal en su orientación. Pero después de 2005, se hizo hacia la izquierda. Sí, dice él, el partido es desarrollista. Pero hay dos variedades de desarrollistas –los conservadores y los demócrata-populares. Con la crisis del capitalismo, el socialismo está de vuelta al debate.
Lo sorprendente acerca de los tres análisis críticos es el miedo al populismo. Lo que sorprende de los análisis es la ausencia de cualquier discusión de geopolítica.
Justo unos días después del artículo de Brasil de Fato, Fidel Castro publicó una de sus Reflexiones periódicas en La Jornada, en la ciudad de México. Lula acababa de estar de visita con Castro. Éste dijo que conocía a Lula hace 30 años, es decir, desde la creación del PT. Dada la historia de Cuba y las dificultades de más de 50 años, Castro dijo que lo que tiene para nosotros una enorme trascendencia era la reciente reunión en Cancún donde se había decidido la creación de una Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe que incluía a Cuba y excluía a Estados Unidos y Canadá. Esta reunión fue en gran medida un logro de Lula.
Castro subrayó entonces la importancia y el simbolismo de esta última visita de Lula antes de que deje de ser presidente de Brasil. Recordó que en la década de 1980 tuvo un emotivo encuentro con él, su esposa y sus hijos en su sencilla morada y alabó de Lula “su placer de luchar… con intachable modestia”. Aquí no hay crítica alguna al lulismo.
Todo lo que los intelectuales brasileños de izquierda critican, Castro lo alaba –el desarrollo tecnológico de Brasil, el crecimiento del PIB, convertirse en una de las 10 más grandes economías del mundo. Aun en la cuestión de la producción de etanol, a la que Castro dice que se opone, no culpó a Lula. Comprendo perfectamente que Brasil no tiene otra alternativa, frente a la competencia desleal y los subsidios de Estados Unidos y Europa, que incrementar la producción de etanol.
Castro termina en esta nota: Una cosa es indiscutible: el obrero metalúrgico se ha convertido actualmente en un estadista destacado y prestigioso cuya voz se escucha con respeto en todas las reuniones internacionales.
¿Cómo pudieron los intelectuales brasileños de izquierda y Castro llegar a retratos tan diferentes de Lula? Es claro que estaban mirando dos cosas por completo diferentes. Los intelectuales brasileños de izquierda miraban primordialmente la vida interna de Brasil y expresaron su pena por el hecho de que Lula fuera, a lo sumo, un pragmático de centroizquierda. Castro miraba principalmente a Brasil en su papel geopolítico, que él ve que socava a su enemigo primordial, el imperialismo de Estados Unidos.
¿Cuál es entonces la prioridad para los intelectuales de izquierda? Ésta no es meramente una cuestión brasileña. Es una cuestión que debe preguntarse casi en todas partes, tomando en cuenta el curso de la historia y el estatus geopolítico del país en cuestión.




Fuente: Clarín de Chile, Immanuel Wallerstein.

domingo, 4 de abril de 2010

El Vaticano se enreda en la pederastia.

Todo lo que está sucediendo en torno a los casos de pederastia de que se acusa a representantes de la Iglesia católica parece dar la razón a quienes sospechan que el escándalo responde a luchas internas en la propia Santa Sede. Lo cierto es que el Vaticano no acaba de salir de un charco cuando ya se ha metido en otro. Y ello no casa con la ponderada habilidad de la diplomacia vaticana. El último episodio es el enfado de la comunidad judía por la, como mínimo desproporcionada e inoportuna, comparación de las críticas al Papa por la pederastia con el antisemitismo. Es lo que hizo el predicador oficial del Vaticano en el sermón del Viernes Santo. Lo hizo, además, citando a un amigo judío, quien le habría dicho: "El uso del estereotipo, echar las culpas personales a la colectividad, me recuerda los aspectos más vergonzosos del antisemitismo".
Ante el estupor de grupos judíos de EEUU e Israel, que consideraron el sermón "repugnante, obsceno y ofensivo", el portavoz de la Santa Sede desautorizó a su predicador oficial con el voluntarioso pero débil argumento de que lo afirmado "no es la línea del Vaticano". Un portavoz de las víctimas de abusos habló de "ridículo intento de esconder los crímenes de la jerarquía católica en el sufrimiento de los judíos" y acusó al Papa de tapar la verdad.
MANIOBRAS // Este es, en efecto, el meollo del asunto desde que el New York Times publicó que el Papa paralizó, cuando era cardenal, el proceso contra un cura norteamericano acusado de abusar de 200 niños sordos y autorizó en los años 80, cuando era obispo de Múnich, la reincorporación de un sacerdote apartado por pederasta. Ante la gravedad de estos hechos, el Papa y el Vaticano callan o denuncian campañas y "habladurías".
Estas maniobras de distracción corren el peligro, además de negar la respuesta que el mundo espera, de empeorar las relaciones con el judaísmo, muy deterioradas desde que en diciembre el Papa firmase un decreto que aceleraba la beatificación de Pío XII, muy mal visto por los judíos por su silencio ante el Holocausto.
El Papa Ratzinger va de fracaso en fracaso en las relaciones con las otras religiones del Libro. Al poco de tomar posesión, en el 2006, soliviantó al Islam con un discurso en Ratisbona que subrayaba su supuesto carácter violento y posteriormente bautizó con gran pompa a un periodista italiano de origen egipcio enemigo declarado del mundo musulmán. Ayer hizo dos años.



Fuente: Editorial del Periódico de Aragón.

sábado, 3 de abril de 2010

El marxismo humanista de Raya Dunayevskaya.

Este año se celebra el centenario del nacimiento de la teórica y revolucionaria marxista Raya Dunayesvskaya (1910- 1987), de quien leí recientemente una de sus obras más importantes: Filosofía y revolución, de Hegel a Sartre y de Marx a Mao (Siglo XXI, 2009), en la cual se expone una perspectiva crítica del marxismo que resulta imprescindible conocer a profundidad, entre otros motivos por su contribución a la comprensión de los procesos trasformadores que actualmente tienen lugar en el mundo, particularmente en América Latina.
Ucraniana de nacimiento, Raya se instala con su familia en Estados Unidos en 1922; llega a México en 1937 como secretaria de Trotski en idioma ruso, rompiendo con él por sus divergencias políticas respecto de la caracterización de la Unión Soviética: mientras ella pensaba, sobre todo después del pacto de no agresión Hitler-Stalin de 1939, que Rusia no era más un Estado de trabajadores, el fundador del Ejército Rojo sostuvo siempre que era un Estado obrero, aunque degenerado. En 1938 regresa a Estados Unidos, donde lleva a cabo una intensa actividad política y una prolífera producción intelectual, relacionadas ambas con el periódico News and Letters, expresión de la corriente marxista-humanista que ella fundó en los años 50. Sustenta que originalmente Marx denominó sus nuevas elaboraciones teóricas no materialismo ni idealismo, sino humanismo.
Congruente con la idea de que la teoría sólo puede desarrollarse plenamente cuando se asienta en lo que las propias masas hacen o piensan, destaca que para Marx lo fundamental consistía en que el ser humano no era meramente objeto, sino sujeto; que no únicamente estaba determinado por la historia, sino que también la creaba.
A partir de estos planteamientos, Raya hace una crítica radical al vanguardismo: ¿las masas campesinas o proletarias son las forjadoras de la historia, o solamente les corresponde someterse a una dirección y recibir órdenes? ¿Deben ser masas pasivas al día siguiente de la revolución? Precisamente, en su condena al estalinismo afirma que este régimen sofocó la espontaneidad de las masas: el Estado absorbió a los sindicatos y a todas las organizaciones obreras de tal manera que la propiedad estatal, el plan estatal, el partido, eran los fetiches por los cuales los trabajadores debían ofrendar su vida.
Dunayesvskaya propone, en cambio, una perspectiva que se fundamenta en el sujeto autodesarrollado, y se alinea con Lenin, quien, a su juicio, consideró a las masas, el proletariado, el campesinado, e incluso la nacionalidad oprimida, como sujetos autodesarrollados. Lenin creía que se necesitaba un nuevo impulso teórico porque había nacido un nuevo sujeto: la autodeterminación de las naciones.
También discrepa con Trotski en su concepción del campesinado, quien no lo consideraba sujeto autodesarrollado ni tampoco le concedía una conciencia nacional ni mucho menos socialista.
Dunayevskaya mantiene, por el contrario, que la iniciativa política no es siempre patrimonio exclusivo de la clase obrera. Cuando las masas son el sujeto no debe analizarse una revolución a partir del liderazgo, sino del sujeto autodesarrollado. Afirma que Trotski siempre se preocupó demasiado del problema de la dirección, subordinando al sujeto autodesarrollado.
Aunado a esta perspectiva –muy útil para el análisis de los indígenas como sujetos autodesarrollados–, es sumamente interesante su crítica al estatismo: “el subjetivismo pequeño burgués –sostenía– siempre ha concluido aferrándose a determinado poder estatal, y lo ha hecho sobre todo en esta época de capitalismo de Estado, cuyos intelectuales están impregnados de la mentalidad administrativa del plan, el partido de vanguardia, la revolución cultural, como sustituto de la revolución proletaria”.
Considera a Jean-Paul Sartre, el extraño que se acerca a mirar, como filósofo de la derrota. Detrás del lenguaje nihilista de Sartre –afirma– acecha… nada; y como no hubo pasado, y el mundo actual es absurdo, no hay futuro.
Su crítica a Mao es demoledora: señala que con el propósito de aumentar la producción, el dirigente lleva a China a un proceso de acumulación originaria de capital mediante un capitalismo de Estado, en el que el partido tiene el monopolio del pensamiento correcto, produciéndose un despilfarro humano total, el burocratismo y la ineficiencia. Retrogradación es la palabra que resume realmente el pensamiento de Mao, esto es, lo que no representa una reorganización total de la vida, y relaciones humanas totalmente nuevas. Lo acusa de volver la espalda al aliado y camarada Vietnam, que libraba una lucha de vida o muerte contra el imperialismo estadunidense, presionándolo para firmar la pax americana. En China, la dialéctica de la liberación fue sustituida por un dogmatismo caprichoso y arbitrario, por la fetichización simultánea del marxismo leninismo-pensamiento Mao-Tse-Tung y la propia revolución mundial. La dialéctica reveló que la contrarrevolución está en el seno de la revolución.
Ante su pregunta reiterada: ¿qué sucede después de la toma del poder?, Raya responde que la cuestión del carácter imprescindible de la espontaneidad es no sólo inherente a la revolución, sino lo que debe marcar su trayectoria posterior, lo mismo que la diversidad cultural, el autodesarrollo y la instauración de una forma no estatal de colectividad.
La reinterpretación de Marx y la teoría de la revolución de Dunayevskaya son de trascendencia estratégica para las luchas por un socialismo humanista, libertario y autodesarrollado.






Fuente: Clarín de Chile, Gilberto López y Rivas