Entrada destacada

POWER FLOWER.

A finales de los años 50, San Francisco era ya la punta del iceberg de una contracultura que nacía del propio cansancio capitalista. E...

martes, 6 de octubre de 2009

RAJOY TAMBIEN QUIERE PESCAR

Rajoy quiere pescar también en el indico, su incomprensible reacción ante el secuestro del atunero Alakrana, es lo ultimo que podríamos esperar del pretendido líder de la oposición. Echarle la culpa al Gobierno del secuestro es una enorme desfachatez y acusarle de hacer el ridículo se reduce a la intención de sacar una miserable ventaja electoral a partir de un disparate sin tres ni revés. En lo que va de año, ha habido más de cuarenta secuestros de barcos europeos pese a los medios puestos por la Unión Europea y la OTAN.

Lo que se le ha de demandar al gobierno, dando por supuesto que la pesca de altura en el índico se ha convertido en una actividad de máximo riesgo, es que incremente la prevención con todos los medios a su alcance, políticos y militares. Y aun así el riesgo de secuestro seguirá siendo alto.

Hay que considerar que en este secuestro, el barco vasco faenaba fuera de la zona de seguridad donde se encuentran efectivos de armadas europeas, con lo cual las acusaciones de Rajoy aun deben de tomarse como mas insidiosas y propias de un mezquino, si sumamos a esto que nos enfrentamos con una trama que no tiene ningún tipo de convención política, al haber ausencia de un estado reconocible, seria conveniente actuar con inteligencia, discreción y unidad política, para que no se alargue el tiempo de captura de los marineros, evitar la intranquilidad de los familiares y que la inevitable negociación sea lo menos gravosa al estado.

Una vez mas el PP de Rajoy, demuestra su altura y alejándose de lo responsable y correcto, actúa de una forma sórdida en busca de un rédito incompresible. Mas bien parece que quien hace el ridículo mas espantoso es precisamente don Mariano, comportándose como un pequeño bufón que nos vuelve ha demostrar que le falta clase y altura política para gobernar este país.

Por cierto es interesante ver a los armadores vascos reclamar la presencia de infantes de marina en sus barcos, para proteger sus intereses económicos. Que poco pinta la ikurriña algunas veces, si lo que esta en juego es el bolsillo.






No hay comentarios: