Entrada destacada

POWER FLOWER.

A finales de los años 50, San Francisco era ya la punta del iceberg de una contracultura que nacía del propio cansancio capitalista. E...

jueves, 5 de noviembre de 2009

OBAMA, PRIMER AVISO.

El partido demócrata ha perdido la elección a gobernador en los estados de Virginia y Nueva Jersey, así como la de alcalde de Nueva York, a un año de la elección del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. En Virginia, Obama fue el primer candidato demócrata desde 1964 en ganar la elección presidencial en ese estado, de fuerte tradición conservadora. En Nueva York, con un margen más estrecho de lo esperado, Michael Bloomberg se proclamó vencedor de las elecciones a la alcaldía ante el demócrata William Thompson. Con la victoria de hoy, Bloomberg, que se presentaba en nombre del partido republicano y el independiente, será alcalde de Nueva York por tercera vez consecutiva.

Los republicanos que se habían tomado esta cita con las urnas como un examen de la situación política, no pueden predecir lo que puede suceder a nivel nacional durante las elecciones legislativas del próximo año. Por norma, durante las campañas electorales a nivel de estados, priman por lo general los asuntos de índole local.

No obstante, Obama no puede hacer oídos sordos al hecho de que las enormes expectativas y la magia que originó su triunfo electoral parecen evaporarse. También para su desdicha, parece que la gran coalición de electores que le condujo a la casa blanca, ha desaparecido tras solo un año de mandato.

De acuerdo con los primeros análisis electorales que podemos hacer, el cambio de tendencia más importante se dio entre los electores independientes, que después de haber apostado por Obama en las pasadas presidenciales, en las elecciones del martes se inclinaron mayoritariamente por los republicanos. Pero eso no fue todo, el brío que Obama despertó entre los jóvenes y los electores neófitos que votaron por primera vez en 2008, también parece de alguna manera desvanecerse. Asimismo este año hubo menos afroamericanos que salieron a votar que en las ultimas presidenciales. Eso si, los que votaron lo hicieron de forma mayoritaria a favor de los demócratas. Incluso la clase media baja blanca, que apoyo a Obama, este pasado martes voto en Virginia y en New Jersey a favor de los republicanos.


En resultado, parece haber remitido en estas elecciones “locales” el gran apoyo popular que llevo a Obama al 1600 de Pennsylvania Avenue. De momento eso es bueno para el bando republicano, pero quien asegura que volverá ha suceder en las próximas elecciones legislativas que estas si que marcan tendencia. De hecho, los republicanos solo han podido imponerse donde el partido se unió detrás de un sólo candidato, y además que este fuera moderado, los votantes independientes, los que aquí consideraríamos de centro, han votado en estas elecciones por las opciones moderadas con respecto a las posiciones "socializantes" de Obama.

Con este estado de cosas, estos resultados electorales no sólo son un aviso para Obama y los demócratas, que lo son, sino también para los republicanos.





1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente analisis de la jornada electoral y sus posibles consecuencias.