Entrada destacada

POWER FLOWER.

A finales de los años 50, San Francisco era ya la punta del iceberg de una contracultura que nacía del propio cansancio capitalista. E...

martes, 17 de agosto de 2010

Impuestos.


José Blanco, ha asegurado que los impuestos españoles son "muy bajos" en relación con los servicios e infraestructuras que tiene España. Y si consideramos la presión fiscal Española con respecto a la renta per cápita, observaremos que la nuestra ronda el 33,1 %, mientras que la Italiana es del 42,8%, la Francesa igual a la italiana, la Alemana es del 39,3%, la Inglesa el 37,3% o el 36,7% de nuestros vecinos portugueses. Si consideramos países lideres en modelo de estado del bienestar, Dinamarca tiene el 48,2% de presión fiscal o Bélgica el 44,3% por ejemplo.
Es verdad que los conceptos esfuerzo fiscal, que es el que confronta de una forma más palpable cómo sufren en cada país los bolsillos de los ciudadanos a consecuencia de los impuestos, o la presión fiscal que es el resultado de dividir la recaudación total (incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social) por el producto interior bruto, causa muchas controversias teóricas y los expertos presentan discrepancias de interpretación. Por tanto los anteriores datos no son infalibles, pero expresan lo que Blanco sostiene.
Lo que no tiene duda alguna, es que la tradición en las políticas socialistas es la de que los impuestos sufraguen los servicios públicos y las infraestructuras, y de una forma progresiva, quienes más poseen deben de tributar más. Por tanto puede haber dudas en como se mide la fiscalidad, pero no la puede haber, en cuales son las señas de identidad de la socialdemocracia.




No hay comentarios: