Entrada destacada

POWER FLOWER.

A finales de los años 50, San Francisco era ya la punta del iceberg de una contracultura que nacía del propio cansancio capitalista. E...

jueves, 28 de enero de 2010

Mussolini, se pone en red.

Como no podía ser de otra manera, en Italia el mundo funciona de otra forma, bajo el mandato de Berlusconi puede pasar cualquier cosa, y la ultima es que Mussolini se ha puesto en red. Se trata de una aplicación con seis de sus discursos que ha sido creada por un napolitano de 25 años hace menos de una semana. Es el segundo programa de iTunes más bajado en ese país.
La aplicación "iMussolini" fue puesta a disposición de los usuarios por el joven creador Luigi Marino el pasado 21 de enero, y desde su tercer día "on line" ha obtenido unas mil descargas diarias, con 55 y 600 ventas el primero y el segundo día en el portal, contó el propio Marino al diario "La Repubblica".
Por 0,79 euros, los usuarios de iTunes pueden comprar la aplicación "iMussolini, L'uomo che cambio la storia del nostro paese!" ("iMussolini, El hombre que cambió la historia de nuestro país"), que se puede conseguir vía la tienda virtual de Apple, aunque el contenido del programa es escrito y audiovisual.
Además de una biografía del dictador, "iMussolini" presenta tres discursos de 1914 -uno con motivo de su expulsión del Partido Socialista y otros dos pronunciados en Parma y Génova-, dos de 1918 -en Bolonia y Pavía- y un último texto con fecha de 1919, sobre la fundación de los "Fasci di Combattimento", el movimiento político creado por el dictador el 23 de marzo de 1919.
El setenta por ciento de los beneficios van a parar al tal Luigi Marino que, sorprendido por el éxito de su creación, se plantea "mejorar la aplicación según las sugerencias de los usuarios" y piensa en reincidir con los discursos de otro personaje con menos aristas "para evitar polémicas": Gandhi.
Según el diario, las descargas de "iMussolini" han superado a las mismísimas del videojuego de Avatar o las aplicaciones del "Gran Hermano" italiano, un fenómeno que "no atañe a ancianos nostálgicos o históricos del fascismo, sino a jóvenes y adultos que navegan, se informan y compran en Internet".
En fin, estas cosas solo pueden pasar en Italia,  Mamma Mía.




No hay comentarios: