Entrada destacada

POWER FLOWER.

A finales de los años 50, San Francisco era ya la punta del iceberg de una contracultura que nacía del propio cansancio capitalista. E...

miércoles, 10 de febrero de 2010

Zapatero ante su reto más complicado.


"El liderazgo a veces supone elegir el camino más difícil", dijo José Luis Rodríguez Zapatero en su ultima visita a Estados Unidos, refiriéndose a la situación económica de España, "Éste no es un momento fácil", admitió, "hay muchos retos fundamentalmente económicos, [pero] sé que vamos a recuperar la fuerza por la que España es considerada y respetada en el mundo". Desgraciadamente no esperaba el Presidente del Gobierno tener que expresarse en esos términos en una visita tan importante como controvertida, ante la situación económica que esta atravesando nuestro país.
«Estamos seguros de que vamos a superar a Alemania y a Italia en renta per cápita de aquí a dos, tres años. De aquí al 2010 les podemos superar perfectamente. Igualar y superar ligeramente», esto afirmaba José Luis Rodríguez Zapatero en una entrevista en enero del 2007. Tres años después, y bajo su mandato en la presidencia de la Unión Europea los datos económicos sitúan a España a la cola de Europa en crecimiento del PIB y en desempleo. Zapatero se ha encontrado con la desgracia de que la primera y “última” oportunidad que presidirá la Unión Europea, ha coincidido con el momento más delicado e inseguro de la economía española de los últimos años. Además al asumir el turno se encuentra con que la mayoría de los estados europeos están gobernados por políticos de derechas. Solo el laborista Gordon Brown, que atraviesa sus propias dificultades políticas, ha alabado su capacidad de liderazgo para «llevar al primer plano de la agenda política los temas de empleo y crecimiento». Por tanto no es de extrañar que Zapatero haya vuelto su mirada hacia Obama, vista la poca ayuda que puede esperar de sus “colegas” europeos.
Por otra parte pero en relación con lo anterior, la clarísima batalla que los sectores económicos mas especuladores, están librando contra el euro, han metido sin quererlo ni beberlo al presidente en un enjambre de inesperados y durísimos ataques de la prensa económica no solo europea, sino también norteamericana. Diarios tan influyentes y “conservadores” como el Financial Times, el Frankfurter Allgemeine, el Wall Street Journal o semanarios como The Economist no solo han descalificado sus propuestas para la presidencia, si no que también han puesto la situación económica en España, a los pies de los caballos llegando a comparar nuestra situación económica -salvo en el paro, parecidísima al resto de las potencias europeas-, con Grecia y Portugal, en un claro acto de demagogia afín a los intereses de los mercados mas ambiciosos y nocivos.
Por todo lo anterior, el alud de críticas que agita al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no ha pasado “desapercibido” en el PSOE. Por ello, su dirección ha planteado con urgencia una estrategia con el objeto de mejorar su imagen ante la opinión pública. La sensación de que todas sus acciones o declaraciones son objeto de reprobación en todo tipo de foros y medios de comunicación, han hecho cundir la alarma. Para no llegar a una situación límite, el partido debe hacer una doble función: explicar a la gente lo que hace el Gobierno, y recoger las opiniones y las demandas de la sociedad, la primera medida visible ha sido modernizar la página Web, además, ya se ha comenzado a trabajar con la vista puesta en las elecciones municipales y autonómicas de 2011, donde Zapatero debe liderar y ser un estímulo para la obtención de un buen resultado. Sin olvidar que Rajoy sigue estando peor valorado que el actual Presidente, un nuevo enfrentamiento entre Zapatero y Rajoy, que es a lo que se pueden reducir unas Generales, daría al actual presidente del gobierno muchas posibilidades de poder volver ha formar gobierno, también ayudaría que el ciclo económico mejorara como parece que sucederá a partir del ultimo trimestre de este año. Trimestre que representa otro gran reto para los socialistas, como son las elecciones en Cataluña, pero esa es otra historia.

No hay comentarios: