Entrada destacada

Sobre la reforma del modelo de Policia Local en Zaragoza.

domingo, 7 de marzo de 2010

Un capricho mezquino.

Creo firmemente que Julián Lanzarote Sastre, actual  titular de la alcaldía de Salamanca no es un ignorante a propósito, pienso que lo que pretende ser es un pequeño aprendiz de inquisidor, que se ha permitido la licencia de decir que, "Hay una manipulación del PSOE al quitar el nombre de una calle para ponerle el de un socialista que nadie conoce en Salamanca". Usando como no podía ser de otra forma, retorcida e injustamente la ley de la Memoria Histórica, que recoge la obligación de retirar escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, “de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura Franquista”, pretende cambiar los nombres de algunas calles, incluida la calle dedicada al Doctor Jaime Vera.
Jaime Vera y López, nació en Salamanca el 20 de Mayo de 1858, escritor y orador notabilísimo, alcanzaron gran resonancia sus informes orales de medicina legal ante los tribunales de justicia, sus discursos en el Ateneo de Madrid, en la Academia de Jurisprudencia y en otros muchos centros y sus lecciones en el curso libre de su especialidad dado en la Facultad. Autor de los artículos de la sección de Medicina en el Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano de Montaner y Simón y de profusión de preciosos trabajos sobre problemas candentes de medicina, de política y de cultura general, diseminados en los diarios más populares de Madrid, dejó escritas, además, dos obras tituladas, respectivamente, La función de los conductores semicirculares, interesante trabajo de investigación experimental, y La parálisis general progresiva de los enajenados, de muy notable valor clínico. Desde sus tiempos de estudiante figuró en el partido socialista, del que fue fundador con Pablo Iglesias, y hasta la hora de su muerte fue un verdadero apóstol de las ideas que abrazó en su juventud.
El inefable Lanzarote expresa una vez mas su talante antidemocrático y el de su equipo de gobierno que se niega reiteradamente a quitarle los honores, los títulos y las condecoraciones al dictador Francisco Franco, en la creencia quizás de como dice Rafael Luis Gumucio Rivas, que el único “fundador” que debe tener calle es el “caudillo”. Todo ello al revés de como han hecho ya la mayoría de ayuntamientos de España incluidos también los gobernados por el propio PP, el por el contrario decide quitar el rótulo a una calle dedicada a Jaime Vera, salmantino eminente, que además contribuyo a fundar un partido democrático que tiene más de cien años de vida defendiendo los derechos y las libertades de todos los españoles.
Puedo comprender el estupor de los socialistas salmantinos por semejantes intenciones que supondrían la eliminación en el callejero de la ciudad del nombre de un reconocido demócrata salmantino por el mero hecho de haber formado parte del grupo de fundadores del Partido Socialista Obrero Español. Una decisión que al parecer ha sido tomada además de forma oculta y alevosa ya que el Grupo Municipal Socialista en el ayuntamiento de Salamanca ha tenido conocimiento a través de los medios de comunicación de que el Alcalde pretende someter a la denominada “Comisión del Callejero” su propuesta de eliminar la calle.
Con esta artimaña, Lanzarote busca cargar toda la responsabilidad de la decisión a una Comisión que como todo el mundo sabe no tiene capacidad decisoria y así justificar una iniciativa que responde única y exclusivamente a su propio y mezquino capricho.

No hay comentarios: