Entrada destacada

Sobre la reforma del modelo de Policia Local en Zaragoza.

jueves, 27 de mayo de 2010

Hablando de Pensiones.


El Pacto de Toledo, desde el año 1995, estableció como principio general “la revalorización automática de las pensiones en función de la evolución del índice de precios al consumo”. Esta recomendación del pacto pretendía garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones y su evolución, en paralelo, al crecimiento de las bases de cotización, que normalmente crecen en el entorno de la inflación. 
Durante el año 2009 las pensiones experimentaron una revalorización del 2 %, mientras que la inflación real, medida noviembre sobre noviembre, fue del 0,3 %. El Gobierno va a mantener el año 2010 la compensación a los pensionistas por la desviación de la previsión de inflación (1%) noviembre sobre noviembre, que se materializará en una paga el mes de enero de 2011, y que se trasladará, mes a mes, en la cuantía de la nómina mensual de cada pensionista. El año 2011 se revalorizarán las pensiones mínimas, las pensiones no contributivas y las pensiones del SOVI que no concurren con otras. Más de tres millones de pensionistas van a ver como sus pensiones siguen creciendo en poder adquisitivo, las pensiones más bajas, de las personas que no tienen otros ingresos. El resto de las pensiones van a ver crecer su cuantía mensual en la desviación de inflación que se produzca en 2010.
Todas las previsiones atribuyen a 2011 una inflación muy baja, por lo que la posible pérdida de poder adquisitivo va a ser en todo caso muy inferior a la ganancia experimentada en 2009. EL PSOE es consciente de que es un esfuerzo y un sacrificio, pero muy limitado en el tiempo (un año) y en la cuantía.
Desde al año 2004, las pensiones mínimas han crecido más que la pensión media -al contrario que lo que sucedió en los años de gobierno del PP- y han ganado poder adquisitivo.
Durante 2011 lo continuarán haciendo. Cada año, el número de pensionistas que se sitúan en España por debajo de la denominada “línea de pobreza relativa” viene bajando continuadamente. Y a pesar de la crisis económica continuará haciéndolo, en una línea que destaca sobre la evolución de los mismos indicadores en el resto de los países europeos. El gasto en pensiones entre 2004 y 2010 ha crecido un 51,2 %. Se han  ha subido las pensiones mínimas en un 49% durante los cinco años de gobierno del PSOE. Una pensión de jubilación de 65 años con cónyuge a cargo en 2004 era de 6.788 euros al año; ahora es de 10.152 euros. Por tanto, ha experimentado un incremento del 50% y una ganancia del poder adquisitivo del 25%. El gasto en pensiones va a continuar creciendo, por la incorporación de nuevos pensionistas, y va a ser el único gasto público que en España en 2011 va a experimentar incremento.
El resto de las medidas suponen modificaciones en los marcos temporales de adopción de medidas acordadas en el Parlamento, previo acuerdo del diálogo social. Suponen simplemente la anticipación, en una media de dos años, del retraso en la edad de jubilación anticipada con contrato de relevo (desde los 60 años y cuatro meses a los 61 años) y del cumplimiento efectivo de los quince años de cotización que nuestra legislación exige como periodo mínimo para acceder a una pensión de jubilación.
La desaparición de la ayuda de 2.500 € -general en todos los grupos de renta- va a hacerse manteniendo el pago de una prestación no contributiva para las categorías más vulnerables de las familias españolas, en caso de partos múltiples, familias con un hijo discapacitado, con una madre discapacitada, familias numerosas o monoparentales con rentas bajas. Por tanto, el PSOE fiel a su propia historia y a su compromiso, mantiene el esfuerzo  para con quienes más lo necesitan.


No hay comentarios: